Casi 300 animales se curaron en su «hospital» de Oleiros

ARTEIXO

Un técnico del centro de recuperación muestra una tortuga.
Un técnico del centro de recuperación muestra una tortuga.

Abrió sus puertas hace 20 años

18 mar 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

El Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Santa Cruz hacía balance de su trabajo. Por el hospital oleirense habían pasado en 12 meses 265 animales, muchos menos que en años anteriores, sobre todo por la disminución de las heridas causadas por armas de caza. La mayor parte de ellos eran aves. Como el halcón peregrino que llevaba tres meses reponiéndose de una grave fractura en un ala, causada al chocar contra alguna estructura en la zona de la central térmica de Sabón.

Jorge Pardo, uno de los técnicos del CRFS, explicaba cómo actuar ante el hallazgo de un animal herido. «Hay que procurar que, sobre todo las aves, no se asusten», porque hay casos en los que el estrés puede llegar a provocarles la muerte. Lo mejor, decía, es meter el ejemplar en una caja de cartón con agujeros y llevarlo al centro de recuperación.