Peligro, rectoral en descomposición

Los vecinos de Feás alertan de la caída de grandes piedras de la casa del cura

El frontal del viejo inmueble se derrumbó el pasado domingo por la noche.
El frontal del viejo inmueble se derrumbó el pasado domingo por la noche.

Aranga / La Voz

Llevan tiempo avisando de que la rectoral se iba a caer y el pasado domingo se cumplieron sus agoreras previsiones. Pasaban unos minutos de la medianoche cuando varios vecinos oyeron un fuerte ruido. La oscuridad no invitaba a curiosear y al día siguiente comprobaron que el frontal de la casa rectoral de San Pedro de Feás (Aranga) se desmoronaba. «Xa falamos co Concello, pero di que non é cousa súa, que falemos coa Igrexa», señala Javier Sánchez, vecino de A Coruña que pasa estos días de verano en la vivienda familiar. La nocturnidad del desplome evitó lo que pudo ser una gran tragedia. «Porque por aquí pasan nenos estes días», dice Javier mientras mira a sus hijos. «O panadeiro para sempre nesta esquina e moitas veces cando chovía a xente esperaba de baixo dese teito», añade otro vecino apuntando hacia abajo, donde están las grandes piedras que hasta el pasado domingo sí formaban parte de una techumbre. La rectoral de San Pedro de Feás es un voluminoso edificio que presenta preocupantes grietas junto a una pared que coquetea con la verticalidad. El cura de Aranga, Manuel Vázquez, ha previsto una reunión con los vecinos para buscar soluciones. Huye de los lentos procesos de Patrimonio, que ha impedido a una vecina de Feás modificar su vivienda por afectación de la rectoral que se cae a cachos. «E non miran para ela». Sin tejado, el proceso de ruina se va a acelerar. Como la capilla de Flores, a pocos kilómetros y carcomida por la maleza. «O patrimonio está deixado da man de Deus», dice el cura.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags

Peligro, rectoral en descomposición