Almeida se toma un café en Abegondo durante su travesía por el Camino Inglés

Rosalía Martínez / A. A.

ABEGONDO

Rosalía Martínez

Al alcalde de Madrid todavía le quedan tres días para llegar a Santiago y dice que ya tiene ganas de volver a Galicia

27 ago 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

A paso ligero y con una gaita sonando de fondo, entraba este viernes 26 al embalse de Beche, en Abegondo, José Luis Martínez-Almeida, quien arrinconó durante unos días su puesto como regidor del Ayuntamiento de Madrid para convertirse en peregrino. A su encuentro y al de sus tres acompañantes, entre los que estaba el concejal de Medio Ambiente y Movilidad, fue rápidamente el alcalde del concello de Abegondo, José Antonio Santiso. Tras un caluroso abrazo, le dio la bienvenida a ese entorno natural, que actualmente también funciona como alojamiento gracias a la incorporación de unas coquetas cabañas de madera. 

Con esta, ya son tres las ocasiones en las que el gobernador madrileño ha realizado el Camino de Santiago. «Ya había hecho el Primitivo y el Francés. Esta es la primera vez que pruebo el inglés y la verdad es que está a la altura de los otros dos», explicaba Almeida. «Está muy bien cuidado y señalizado; es muy fácil poder seguirlo. Además es un Camino mucho más tranquilo y recorre varios tramos por la naturaleza, lo cual se agradece mucho», proseguía. 

Al edil todavía le quedan tres días por delante hasta llegar a la plaza del Obradoiro. Su destino el viernes era Hospital de Bruma, en Mesía, donde se hospedaría en un hotel. «Aunque me debería haber quedado aquí», bromeaba. El sábado será la jornada más fatigosa, puesto que se han propuesto hacer una etapa de 35 kilómetros «para dejar prácticamente en 6 kilómetros la entrada a Santiago y así poder llegar pronto el domingo», argumentaba el alcalde de la capital. 

Una vez que lleguen a la catedral, a la que ya han asistido a contemplar el botafumeiro miles de peregrinos en este Xacobeo 2021-2022, el alcalde deberá regresar a su oficina en el Palacio de Cibeles. «Ya tengo ganas de volver a Galicia», confesaba jocoso al preguntarle si ansiaba volver a Madrid. 

Por su parte, José Antonio Santiso manifestaba que era «todo un honor» tener a Martínez-Almeida en Abegondo. «Cuando me enteré de que venía, hice las gestiones oportunas con el presidente de la Xunta, mi amigo Alfonso, para que me diera el contacto y pudiese parar aquí para que le invitase a un café». Además, se mostraba especialmente entusiasmado con que la localización de esta cita fuese en esas nuevas instalaciones a las que el alcalde de Abegondo otorgó la calificación de «alojamiento VIP». Una vez hechas las fotos pertinentes de la reunión entre los dos regidores municipales, Santiso y Almeida se sentaron a tomar ese prometido café.