La APLU pone la lupa sobre el pazo fantasma de Crendes

Un particular denunció ante la Xunta la construcción hecha con piedras traídas desde Negreira


Abegondo / la voz

La Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (APLU) ha abierto un expediente informativo sobre el pazo de Crendes, en Abegondo, tras recibir la denuncia de un particular acerca de la ilegalidad de la edificación. La construcción estuvo a la venta en Internet a través de varios portales inmobiliarios y se ofertaba como «pazo traído desde Negreira y vuelto a construir aquí».

En la demanda presentada ante el organismo de la Xunta se solicita que se tomen medidas para restaurar la legalidad vulnerada en conformidad con la Lei 9/2002 de Ordenación Urbanística y Protección del Medio Rural de Galicia. Además, se indica que la construcción de Abegondo se halla en estado de ejecución, tal y como indicaba el texto en el que se anunciaba también en alquiler para «negocio de hostelería y similar».

El inmueble es propiedad de Nicolás Badía, exconcejal de Converxencia Nacionalista Galega en Abegondo (CNG) entre los años 1991 y 1994. Él mismo lo confirmó durante una sesión plenaria del Concello a la que acudió de forma voluntaria. Badía manifestó que el inmueble fue construido con restos del desaparecido pazo de Reibó, en la parroquia de San Martiño de Liñaio, en Negreira. El que fue candidato a la alcaldía de Abegondo en 1991 manifestó que trajo las piedras «porque eran mías». Además, aclaró que en su propiedad de Crendes están también los dos escudos originales de la construcción de Reibó y defendió que la edificación contaba con todos los permisos. «Tiene su título de propiedad con su correspondiente escritura publica, y tiene el número que este Ayuntamiento le asignó», manifestó. Sin embargo, desde el Concello de Abegondo comunicaron que el pazo de Crendes carece de licencia. Además, tampoco aparece en el catastro, pero sí lo hace en el último plan de urbanismo de la localidad, que fue tumbado por el Tribunal Supremo.

Traslado de restos en 1996

La Asociación en Defensa do Patrimonio Galego dio la voz de alarma al ver el anuncio sobre la venta del inmueble de Abegondo. La entidad propuso incluir el pazo de Reibó en la lista roja de Hispania Nostra al tratarse de un bien imposible de recuperar.

Fuentes familiares de uno de los herederos de la finca en la que se encontraba el inmueble manifiestan que en 1996 el entonces alcalde de Negreira, José Blanco, entregó un informe a Patrimonio indicando que la familia Varela había trasladado de forma ilegal los restos, algo de lo que varias publicaciones de la época se hicieron eco. De momento, Patrimonio tan solo ha comunicado que han abierto diligencias para aclarar lo sucedido.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La APLU pone la lupa sobre el pazo fantasma de Crendes