Borja Sánchez, el piloto del pueblo

Completó el Mundial de superbikes gracias al micromecenazgo de sus seguidores y por la venta de gafas a través de las redes sociales

Borja Sánchez
Borja Sánchez

El motor es diferente a cualquier otro deporte. Además de tener una madera especial y de demostrar el talento con resultados, hace falta encontrar los apoyos necesarios para poder armar el proyecto que el piloto de turno se merezca.

Dificultades que sufre Borja Sánchez (Abegondo, 2000), el único motociclista gallego de velocidad que compite en una categoría internacional. El deportista abegondés cerró el pasado fin de semana en Francia su segunda temporada en supersport 300, tercera categoría del Mundial de superbikes, y se las tuvo que ingeniar para poder cerrar un presupuesto que se le cayó nada más iniciar el campeonato.

«Al empezar la temporada teníamos todo asegurado, pero un patrocinador tuvo un impago y no pudo seguir apoyándome tanto como antes», explica Sánchez. Fue un momento duro. Se vio renunciando al Mundial, a una categoría en la que se manejan unos 70.000 euros de presupuesto, a pesar de que sobre la moto estaba consiguiendo resultados. «Buscamos patrocinadores por todos lados para intentar cubrir la falta de ese apoyo caído a última hora. A mí se me ocurrió crear una cuenta de crowdfunding por unos vídeos que había visto en Youtube y pensé que podía ser buena idea. Mi padre no lo veía bien, prefería que fueran empresas y no que la gente tuviera que aportar de su bolsillo... Pero ya era la única opción que me quedaba, así que le pedí a mi fotógrafo que me ayudara a ponerlo en marcha. Al final, gracias a todas esas personas que aportaron su dinero pudimos acabar la temporada», explica.

La cuenta de micromecenazgo se cerró con éxito y al final fueron sus seguidores los que consiguieron salvar del apuro al piloto gallego, que no dudó en subirles con él al podio de Donnington Park (Inglaterra), aunque fuera de manera simbólica portando una cartulina en la que se podía leer: «A la mejor afición». «Ellos son los que me permitieron poder subirme a la moto, así que se lo debía», explica. «Ahora la página ya está cerrada, el año que viene será otro año y ya veremos qué pasa», matiza.

Pero al margen del crowdfunding, el piloto gallego también logra financiación vendiendo gafas y otros de sus productos a sus aficionados, que siguen encontrando en el merchandishing una forma de ayudarlo para el futuro: «Vendo gafas, porque es una forma también para que esa gente pueda llevar algo mío. La idea fue de un chico que me quiso ayudar y así puedo conseguir algo de financiación. Todos los días le dedico un tiempo a mis redes sociales, porque la gente que las quiere comprar lo que hace es mandarme un mensaje al Facebook (Borja Sánchez 21) o a mi Instagram (borjasanchez021) y yo ya les indico todo y se las envío», explica.

«También estuve participando en la venta de rifas, con sorteos de otros productos míos como ruedas, guantes e incluso el mono con el que empecé a competir esta temporada. Fui con mis amigos y mi novia a vender las rifas a concentraciones como las que hicimos en Ares y Sanxenxo», agrega. En definitiva, infinidad de acciones que Marc Márquez, por ejemplo, no tiene que hacer. «No, él lo tiene más fácil», reconoce, entre risas.

«Ojalá que en Galicia hubiera muchos más pilotos con opciones de participar en el Mundial, pero la verdad es que los niños lo tienen muy difícil aquí. Sé lo que deben estar sufriendo porque yo también pasé por ahí. Y eso que ahora lo tienen un poco más fácil, con la creación de las escuelas KSB, pero sin tener un circuito cercano en el que desarrollar sus habilidades lo tienen, lo tenemos, muy complicado», lamenta.

En una competición tremendamente igualada, con multitud de alternativas de cabeza, el piloto abegondés ha conseguido subirse al podio de supersport 300 en tres carreras de las ocho celebradas: Brno (República Checa) Donington Park (Gran Bretaña) e Ímola (Italia). ¿Y el año que viene? «Tengo algunas ofertas, pero siempre se necesitan patrocinadores para el equipo, para los viajes y para todo. Eso es lo primero y luego hay que elegir la mejor oferta», explica un Sánchez que todavía tiene un año más de contrato con ETG Racing, pero al ya han tanteado de categorías superiores. «Me llamaron para 600 (la segunda categoría de las Superbikes), pero aún no se sabe nada. Solo me dijeron que estarían interesados. Pero de ahí a estar... Hay que hablar las cosas y lo primero será mi equipo, ETG», finaliza.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Borja Sánchez, el piloto del pueblo