Reaparece el pazo fantasma

Un inmueble «desaparecido» en Negreira se vende reconstruido en Abegondo, a 75 kilómetros

.

abegondo / la voz

¿Puede un pazo trasladarse 75 kilómetros? Al parecer sí, o eso es lo que indica un anuncio disponible en varios portales inmobiliarios que ofertan «un pazo en Abegondo traído desde Negreira y vuelto a construir aquí».

En concreto, el precio de la edificación que, según indica una inmobiliaria, se ha reconstruido con las piedras de la original que, dicen, data del 1450, es de 750.000 euros. La propiedad cuenta con una superficie de 13.000 metros cuadrados. Se trata de una vivienda pendiente de terminar, ya que su interior todavía no está acondicionado. El dueño también lo ofrece en alquiler para «negocio de hostelería y similar».

De acuerdo con la Asociación en Defensa do Patrimonio Galego, el pazo en venta no es otro que el de Reibó. «Trasladaron la piedra, no el pazo, e interpretaron a su manera la construcción. Una piedra podía estar antes en la fachada sur y ahora en la norte, no fue una restauración, por llamarle de algún modo, correcta», indican. Por este motivo, la entidad ha decidido preparar un informe técnico con el que incluir este bien en la lista negra de Hispania Nostra. «En ese listado se encuentran los espacios que ya son imposibles de recuperar», aclaran.

Aun así, la página web de Turismo de Galicia posiciona el pazo de Reibó en la parroquia de San Martiño de Liñaio, en el municipio coruñés de Negreira. En este sentido, la agrupación comenta que no entienden «cómo la Xunta y diferentes guías todavía mantienen esa ubicación cuando allí ya no hay nada desde hace aproximadamente veinte años». Precisamente, vecinos de la zona en la que el Ejecutivo gallego emplaza la construcción afirman que en ese solar apenas quedan algunos restos. Del mismo modo, algunos recuerdan cómo hace años se trasladaron los restos de las piedras que en algún momento formaban la construcción, pero no saben a dónde. Por su parte, desde la Oficina de Turismo de Negreira explican que los únicos datos que tienen sobre el inmueble proceden de un trabajo que realizaron los alumnos de un centro de la localidad sobre ejemplos de arquitectura civil señorial. En él, se recoge la información extraída del libro de Carlos Martínez Barbeito Torres, pazos y linajes de la Provincia de La Coruña.

Patrimonio perdido

En 1985, La Voz publicó el artículo Hay que evitar la desaparición de Reibó, en el que se narraba el mal estado de conservación del inmueble. En el texto se explicaba que la construcción se encontraba en «ruina total» y que sus orígenes estaban ligados a la familia de Gonzalo Muñiz. El documento indicaba que era necesario realizar una limpieza a fondo del lugar y rescatar los escudos «ocultos entre las silveiras».

Diez años después, en 1995, La Voz narró la desaparición del espacio en el texto O pazo perdido no Reibó de Liñaio, donde se indicaba cómo «caeron os alicerces firmes e mailas paredes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
46 votos
Tags
Comentarios

Reaparece el pazo fantasma