Hangar 4, escalando el Everest sin salir de casa

Ponte los pies de gato y prepárate para trepar por las pendientes de madera del primer centro de escalada «indoor» en A Coruña


a coruña

Pasarlo en grande disfrutando de uno de los deportes que, si el coronavirus lo permite, se estrenará como deporte olímpico en Tokio 2020. Eso es lo que promete el primer centro de escalada indoor de la ciudad, Hangar 4, preparado para traerte el subidón de adrenalina de la montaña a la puerta de casa. Como escalar el Everest sin salir de A Coruña. El nuevo espacio, en los números 2 y 4 de la calle Madame Curie, en el polígono de A Grela, llama la atención a los que entran en A Coruña por la avenida de Arteixo. En esta nave, negra por fuera y llena de paredes de escalada de madera por dentro, uno solo quiere ponerse los pies de gato y empezar a trepar. Juan Frontela, Alberto Quintela y Mario Otaduy son parte de los cinco socios que pusieron en marcha este espacio para los amantes de la escalada o todos los que quieran probar, aunque solo sea por un día, a subir una montaña. La experiencia es impresionante.

View this post on Instagram

@perfect_descent

A post shared by HANGAR4 (@hangar4climbing) on

«La escalada está en auge y Hangar 4 era una forma de traer esa pasión a la ciudad», explica Mario Otaduy, que no duda un segundo en convertirse en un hombre araña y colgarse de la zona boulder, una de las modalidades de escalada. Hangar 4 está pensado como un lugar de entrenamiento para profesionales, para los que quieren adentrarse en este deporte o, simplemente, para pasar un día divertido. No hace falta saber nada para empezar. En Hangar 4 disponen de cursos de bautismo, de una hora y media de duración, para hacer los primeros pinitos en las paredes de este centro de escalada, o cursos de iniciación más extensos de ocho horas repartidos en dos semanas. Tienen ocho grados de dificultad y las rutas cambian cada semana. Para diseñarlas cuentan con la ayuda de Simón Padín, que es olímpico en la selección argentina: «Nos hace la selección de presas y el estudio de todas las vías».

Hangar 4 tiene, además, una zona de entrenamiento, donde hay un muro simétrico con presas de madera diseñadas por otro escalador y vecino de Corme, Benito Santos, San Power. También cuentan con un moonboard, «un muro con unas presas que tienen en todos los rocódromos con un sistema de leds que marca las vías a través de una aplicación, y con el que se pueden hacer 60.000 rutas». La nave está pensada para que entre por los ojos. «Ahora solo falta que cada uno saque el Alex Honnold que lleva dentro y que vengan a probarlo».  

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Hangar 4, escalando el Everest sin salir de casa