El mago de las bicis de A Coruña que se inspiró en las calles de San Francisco

Un vídeo de unos chicos bajando en bicicleta los impresionantes desniveles de la ciudad californiana inspiró Infinite Project, una tienda-taller de bicicletas en el Orzán.


A Coruña

A Gabriel Gundín siempre le gustó la aventura. Fue skater, pero después de una serie de lesiones se pasó a la bici de piñón fijo (sin frenos ni punto muerto, donde lo único que puede evitar el tortazo es la maña que tengas para derrapar). «Un día mi mujer me envió un vídeo de unos chicos en San Francisco con unas bicis de piñón fijo, aluciné cómo bajaban las cuestas», recuerda Gabo, como lo conoce todo el mundo. Su casa se fue llenando poco a poco de bicis que montaba y reparaba después del trabajo, y al mismo tiempo fue conociendo a más gente que compartía su afición. Hasta que hace cuatro años abrió Infinite Project y se convirtió en el mago de las bicis en el número 146 de la calle Orzán.

«Mi favorita ahora es la de carretera», confiesa en su workshop, una tienda pequeña de A Coruña con mucho encanto y que es un reflejo de algunas de sus pasiones, como el skate, la fotografía y, por supuesto, las dos ruedas. «Quería que fuese más como un club, no una tienda de bici al uso. Que pudieses venir aquí, tomarte un café y charlar de bicis o de lo que quieras, que disfrutases de un buen rato», cuenta Gabo.

La cafetera espera en un estante. Son las once de la mañana y empieza el goteo de gente: preguntan por piezas para bicis, traen otras a arreglar… ¿La tendencia? La más sostenible posible: «Lo que estamos notando es que mucha gente está recuperando sus bicis del trastero y las quiere poner a punto». Aquí Gabo soluciona problemas, pero también vende por catálogo o monta bicis según los gustos de cada uno. ¿Que quieres una con el cuadro rosa fucsia y el manillar verde? ¡Hecho! «La gente entra con un problema o no sabe lo que quiere y le ayudamos a encontrar su bici. Qué tipo quiere, qué presupuesto tiene… Es muy variable su uso, así que tratamos de que tome una buena decisión».

Gabo predica con el ejemplo y va pedaleando a todas partes: por la semana también sale a entrenar para el fin de semana subirse a la suya de carretera y hacer muchos kilómetros. A Coruña se acerca a Holanda: «Cada vez hay más gente que se anima a usarla: hay más zonas habilitadas para las bicis y se nota que la gente respeta mucho a los ciclistas». Infinite Project es, como explica Gabo, un proyecto infinito: «Es infinito porque siempre tienes algo nuevo que hacer, alguien que tiene un proyecto nuevo con una bici, una reparación, un sueño».

 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos
Comentarios

El mago de las bicis de A Coruña que se inspiró en las calles de San Francisco