In Nave Civitas y O Muro, en contra de que trasladen el mural de Lugrís: «O inmoble non se debe mover»

La voz A CORUÑA

A CORUÑA

No disponible

Los colectivos culturales defienden el derecho de permanencia de los frescos dentro del complejo arquitectónico al que pertenecen, para uso y disfrute de los ciudadanos

24 feb 2024 . Actualizado a las 12:14 h.

La Asociación Cultural O Mural y el colectivo In Nave Civitas se han manifestado en contra de la Xunta de Galicia, que esta pasada semana ha anunciado su intención de comprar los murales de Lugrís que se encuentran en un edificio abandonado de la calle Olmos para su reubicación. «En 1951 Urbano Lugrís González inventou un espazo único nun lugar único: o restaurante Fornos. Poderíamos intentar describir a beleza, pero o propio artista pintou un manifesto do que fora quen de facer. Aquí vive a felicidade, deixou escrito en latín», explican en un comunicado. 

Ambos colectivos muestran su oposición rotunda a la compra de los murales para su traslado al Museo de Belas Artes de A Coruña. «O noso código civil é claro. Son bens inmobles. Aínda que a forza burocrática todo o pode, o inmoble non se debe mover», apelan, en referencia al derecho de los ciudadanos a contemplar y disfrutar de las obras de arte en el lugar en el que fueron diseñadas. «De novo estamos diante da mutilación dunha obra de arte para favorecer o rendemento económico dun inmoble», aseguran. «Xa pasou co fresco que Lugrís pintou na rúa Real e agora está nunha oficina bancaria e non queremos que volva pasar», se lamentan, defendiendo la preservación del mural en el que un día fue el restaurante Fornos, un emblema de la ciudad. 

«Entre 2011 e 2013 o local estivo pechado e non puidemos desfrutar dos murais. Logo reabriu e o estado de absoluto abandono dos edificios e o desleixo das administracións seguen a poñer en perigo a existencia dos frescos», indican. Y añaden: «hai catro anos que non podemos ver os murais que representan a beleza da Coruña», demandan, haciendo mención a los Principios para la preservación, conservación y restauración de las pinturas murales, del Consejos Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), en donde se recoge que «as pinturas murais fan parte integrante de edificios e estruturas, polo que a súa conservación ten que se considerar comprendida na do soporte material do conxunto arquitectónico ao que pertencen», concluyen.