Calvo Sotelo, abierto a la ciudad de A Coruña en verano

David García A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

ANGEL MANSO

El Puerto cierra el traslado de TMGA al muelle del Centenario y obtiene vía libre para habilitar esta zona. Junto al de Batería, supondrá la recuperación de más de 80.000 metros cuadrados

16 mar 2022 . Actualizado a las 09:31 h.

El muelle de Calvo Sotelo dejará de tener actividad portuaria en los próximos meses y esto permitirá al Puerto abrirlo a los ciudadanos desde el verano. Su apertura se unirá a la de Batería y seguirá la senda de recuperación de unos terrenos para los que falta que las Administraciones concreten su futuro en un convenio. 

Empresas

Tres, pero con plan de salida. Terminales Marítimos de Galicia (TMGA) trasladará en los próximos meses su actividad de movimiento de mercancías como madera o vidrio del muelle de Calvo Sotelo al del Centenario, en el que adaptará sus instalaciones, además de seguir con los graneles en el puerto exterior. Este plan se aprobó en el consejo de administración de la Autoridad Portuaria y se une a los que ya tenían Tudela Veguín y Galigrain, las otras compañías que permanecen en Calvo Sotelo y que lo dejarán antes del verano para mudarse a San Diego y Langosteira, respectivamente. La de TMGA era la última pieza que faltaba por mover en el tablero y que deja vía libre para abrir este muelle a los ciudadanos. 

Continuidad

Más de 80.000 metros cuadrados. La apertura de Calvo Sotelo está prevista para el verano y seguirá un modelo similar al de Batería. La zona podrá ser disfrutada por los ciudadanos, aunque el Puerto se reserva la posibilidad de cerrarla en momentos puntuales como escalas múltiples de cruceros. Todavía no está definido, pero es probable que la Autoridad Portuaria tenga que acometer algunas actuaciones de acondicionamiento del muelle antes de permitir que entren los ciudadanos, algo que ya ocurrió con Batería, por el que se puede transitar desde julio del año pasado. La posibilidad de que los coruñeses utilicen los muelles de Batería y Calvo Sotelo simultáneamente supondrá la recuperación de más de 80.000 metros cuadrados. 

Futuro provisional

El espacio expositivo seguirá. Las actuaciones de acondicionamiento que se lleven a cabo en el muelle de Calvo Sotelo tendrán carácter provisional hasta que se decida quién se quedará y cómo se reurbanizará este espacio y el muelle de Batería. El modelo a seguir es el de este último terreno, en el que se fue un paso más allá y se adaptó una de las naves existentes para acoger la exposición Peter Lindbergh Untold Stories. Por ahora se desconoce si en Calvo Sotelo se planteará algún espacio similar, pero lo que es seguro es que en Batería se mantendrá el espacio expositivo propiedad de la Autoridad Portuaria que acoge la muestra del fotógrafo alemán para albergar otros eventos de carácter cultural. 

Propuesta abierta

Oferta del Ayuntamiento. El gobierno local rechazó el año pasado la propuesta de la Xunta de hacerse con la titularidad del 51 % de estos terrenos y contraofertó planteando asumir el 75 % de los muelles de Batería y Calvo Sotelo. El resto serían para el Gobierno gallego —un 20 %—, y el Puerto, una idea que todas las partes aceptaron. Sin embargo, las diferencias llegaron a la hora de financiar la reurbanización de la zona, ya que la idea que comparten todas las Administraciones es la de dotarla de un cambio de imagen completo, de manera que se utilicen al máximo sus posibilidades. El desencuentro llegó porque el Ayuntamiento quería que la Xunta asumiese un mayor porcentaje en la reurbanización que el 20 % de la titularidad que tendrá. El Gobierno gallego rechazó esta cuestión y defendió la postura de que cada una de las Administraciones financie las obras de manera proporcional a su parte de propiedad. 

Presupuestos

Sí en la Xunta y el Puerto, no en María Pita. La Xunta incluyó en sus presupuestos 20 millones de euros —igual que su oferta inicial— distribuidos en diversas anualidades, la primera de ellas para el 2022 con 1,7 millones. La Autoridad Portuaria hizo lo mismo y cuenta con 3 millones de euros para este año. La última tasación valoró los terrenos en unos 20 millones de euros, por lo que el Ayuntamiento debería aportar 15 según su propuesta. La idea es seguir el modelo de Bilbao y hacerlo durante un amplio período —hasta el 2035— para que el desembolso no sea tan repentino y que las arcas municipales lo puedan asumir. Sin embargo, las cuentas del Ayuntamiento no incluyen fondos para esta cuestión por la negativa de la Marea, quien aportó al PSOE los votos necesarios para sacar adelante los presupuestos e impuso esta condición. 

Urgencia

Antes de primavera El Estado señaló que la obtención de fondos con estos terrenos es indispensable para asegurar la viabilidad económica del Puerto por la deuda millonaria que arrastra de la construcción del puerto exterior. El presidente de la Autoridad Portuaria alertó de la necesidad de que el Ayuntamiento aclare con urgencia sus planes porque en primavera tienen que negociar el plan de empresa y esta es una cuestión fundamental. Además, el calendario de pagos para el Puerto señala que a partir del 2026 las cantidades que tendrá que abonar serán más elevadas que en la actualidad.