Las últimas horas del poblado de A Pasaxe, en A Coruña

alberto mahía A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

Después de 35 años y con un censo que superó los 300 chabolistas, solo quedan dos familias

08 feb 2022 . Actualizado a las 19:40 h.

De todos era sabido que no iba a ser nada fácil dar una vida digna a las más de 300 personas que llegaron a residir en el poblado de A Pasaxe. Un asentamiento con 35 años de existencia a orillas de la ría de O Burgo, cuyo origen se debió al desalojo de las chabolas de A Cubela y que poco a poco fue ganando anchura y miseria por la llegada de feriantes y chatarreros. Se intentó muchas veces que desapareciese. Los distintos gobiernos que pasaron por María Pita gastaron mucho dinero para eso. Pero unos se iban por una puerta y otros entraban por otra. Hoy ya se puede decir que es historia. Solo quedan dos familias por realojar y lo harán en los próximos días. Justo cuando se cumple el plazo dado al Ayuntamiento por Demarcación de Costas para que le dejen libres los terrenos, que entregará al Ministerio para la Transición Ecológica —acaba de adjudicar el proyecto de regeneración de la ría—. Una intervención que no solo dragará el estuario, sino también acondicionará el entorno para que el terreno ganado a los lodos permitan que donde hoy se acumulan toneladas de basura y chatarra, mañana se pasee pegado al agua por una zona ajardinada y de cuento.

En un lugar donde pasó de todo y ahora no pasa casi nada, la Concejalía de Benestar Social se vuelca en que las dos familias que aún quedan, una de ellos con una niña pequeña y enferma, descubran por fin la decencia. 

Ayuda para el alquiler

Carlos, su joven esposa y la pequeña ya cobran una paga y están buscando un piso, cuyo alquiler correrá a cargo del Ayuntamiento los dos primeros meses. Pese a todo, están preocupados. «Voy a buscar una vivienda y me piden un contrato de trabajo que no tengo. No sé cómo vamos a hacer. Por lo menos, mi padre, que ya fue realojado en una casa, nos preparó un espacio para trabajar la chatarra», dice Carlos.