«Encontrar un camello que venda droga en A Coruña es cuestión de unos minutos»

alberto mahía A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

ANGEL MANSO

La policía centra sus esfuerzos en los barrios más castigados por esta lacra, como Os Mallos, Agra, Monelos, Sagrada Familia, O Castrillón o Monte Alto

22 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

No hace falta saber moverse por los bajos fondos ni tener amigos poco recomendables para comprar droga. Todo el mundo conoce los barrios a los que hay que ir a preguntar. Localizar a un camello, muchas veces, es cuestión de minutos. Lo reconoce un mando policial. Esto pasa en cualquier ciudad del mundo y A Coruña no es distinta al resto. «Hay barrios muy castigados y es ahí donde ponemos todo el esfuerzo. Lo peor es que son muchos los camellos y más los consumidores», añade la misma fuente.

La policía detuvo en las últimas semanas a varios traficantes que cogieron con las manos en la masa. Pero en la mayoría de las ocasiones no resulta sencillo acabar con un punto de venta. «Vigilancia día y noche, identificar al cabecilla, reunir pruebas, órdenes judiciales, pinchazos telefónicos y luego la entrada y registro en domicilios, donde no siempre se encuentra la cantidad que uno se espera. La suerte también cuenta», explica un agente de la brigada del crimen organizado.

Sucedió, por ejemplo, en el piso okupado de la calle San Lucas. El 091 había trabajado mucho en las inmediaciones. Se hicieron informes, y cuando el juzgado dio la orden de desalojo, no se encontró ni un gramo. Pero sí objetos presumiblemente robados.