Joyas de despedida

A CORUÑA

Justo el año en que celebra las bodas de plata del negocio, María José Taboada decidió jubilarse y cerrar la joyería Platino 21 de la calle Barcelona

14 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

María José Taboada es una mujer optimista. Acaba de fallecer su padre y está a punto de cerrar el negocio que abrió hace 25 años, pero no pierde la simpatía. «Son cosas que pasan. Qué le vamos a hacer», comenta la propietaria de la joyería Platino 21 en la calle Barcelona. «Estoy muy contenta en la zona y seguiría, pero cumplo los 65 y quiero dedicarme a viajar un poquito, hacer Pilates, caminar...», explica sobre el cierre del negocio. Durante un cuarto de siglo vendió gargantillas, sortijas, pulseras y todo tipo de colgantes. Los vecinos-empresarios y la clientela habitual dicen que la van a echar de menos, aunque todavía van a poder disfrutar unos días de ella. «Mi idea es traspasar el negocio. En cualquier caso cerraré a principios de octubre o un poco más adelante en función de la mercancía que me vaya quedando», comenta esta mujer que trabajó en las oficinas de una empresa hasta que cerró y se vio en el paro con 40 años. Con mucha valentía decidió poner en marcha su propio proyecto en un sector desconocido entonces para ella.