Aïnhoa Mallo: «Los 55 son un momentazo»

Pablo Portabales
Pablo Portabales A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

Aïnhoa Mallo, presidenta del Nordés Club Empresarial de A Coruña
Aïnhoa Mallo, presidenta del Nordés Club Empresarial de A Coruña CESAR QUIAN

«Tengo que ejercer de Celestina de los negocios», asegura la directora de Nordés Club Empresarial

12 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Es una mujer con diéresis. «Es mi sello de identidad. Me han preguntado por los dos puntitos centenares de veces. Debido al trabajo de mis padres nací en San Sebastián. Conocieron el pueblo de Aïnhoa y decidieron ponerme este nombre, aunque por aquel entonces tuvieron que añadir el de María», explica. Por motivos familiares y profesionales, viajó por todo el mundo y en 1998 fijó su residencia en A Coruña (sin dejar de viajar). Es la directora de Nordés Club Empresarial, una ambiciosa iniciativa que nació como Club de Empresarios y Ejecutivos de Galicia y que finalmente adoptó esta nueva denominación. «En otoño se abre fijo. Seguramente en octubre. La tardanza en la entrega de materiales retrasó un poco la obra. Es una idea muy práctica y un concepto distinto a lo que podía ser el desaparecido Club Financiero. Contaremos con espacios de coworking, la zona social, restaurante, cafetería y salón de actos, pero también un estudio de grabación para directos. Un club tradicional pero que apuesta por los formatos multimedia y la tecnología. Mi padre estaría orgulloso de mí si me viese», asegura Aïnhoa Mallo Martínez, hija del gran periodista Albino Mallo, fallecido hace justo un año. «Mi madre trabajó de locutora y dobladora. De hecho, yo empecé periodismo en Chile, pero cuando vinimos para Santiago todavía no había la carrera y me matriculé en Económicas», recuerda.

Sumar para multiplicar

Charlo con Aïnhoa en el hotel Noa Boutique de Santa Cruz. Ni un momento deja de sonreír. Está soltera, no tiene hijos y se la ve ilusionada con el proyecto que le toca dirigir. «La semana que viene cumplo 55 años. Es un momentazo a todos los niveles, personal y profesional», asegura.

En su carrera profesional siempre estuvo vinculada a las empresas y al comercio exterior. «Estuve en el Igape en París, en el departamento de comercio exterior de empresas, fundamentalmente de los sectores de alimentación y textil. Después derivé hacia el coaching, el liderazgo y la gestión de equipos para empresas. Con la pandemia hice lo que le suelo decir a la gente, me reinventé. Me pasaba todo el día viajando y de repente el mundo se paró y pensé en qué otras cosas me gustaría hacer. Vi la convocatoria del Nordés Club Empresarial y aquí estoy. Es un reto, y más ahora, que todos tenemos que empezar a colaborar. Mi lema es: sumar para multiplicar.