Los 2.000 kilómetros en bici desde Austria de un retornado de Carral

D. Vázquez CARRAL / LA VOZ

A CORUÑA

Ángel Mirantes llegará el lunes a su casa tras salir el día 22 de Dornbirn

11 ago 2021 . Actualizado a las 10:51 h.

Joven, deportista y retornado de éxito tras pasar nueve años en Austria. Ese puede ser un resumen rápido de la trayectoria de Ángel Mirantes Barbeito, un vecino de 30 años de Carral que emigró en pos de un futuro deportivo profesional y regresa ahora como el responsable de ventas para España de una empresa del sector del aluminio. Volver en bicicleta desde Dornbirn, recorriendo 2.000 kilómetros junto a dos amigos, le añade un toque de exotismo jacobeo y épico al asunto.

Desde Asturias, a donde llegó ayer con sus compañeros de viaje, explicaba su trayectoria. «Eu chego a Austria en 2012 a través do hóckey sobre patíns». Fue fichado como portero por el RHC Dornbirn, un equipo que juega en la liga suiza, por la proximidad a ese país. «Eles buscaban pegar un salto a profesionalidade, eu xogaba en Ordes, en primeira división nacional, tivera unha oferta do Liceo que non saíu adiante e tomei a decisión de ir a facer a proba», comenta, reconociendo que con su limitado inglés en aquel momento pensó que estaría como mucho la temporada. «E ao fin non foron tres meses, senón nove anos», reconoce.

Los dos o tres primeros años se centró únicamente en jugar al hockey, al mismo tiempo que aprendía alemán, después se formó en ventas y desde hace cinco años compagina el deporte con trabajar en Meusburger, una multinacional del acero.