La licitación del tren a Langosteira tendrá que esperar hasta septiembre

David García A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

MARCOS MÍGUEZ

La recepción de los fondos europeos y los trámites previos del proyecto abocan a ello

25 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los 6,55 kilómetros de la línea férrea que unirán el puerto exterior con la red general ferroviaria están un poco más cerca de empezar a convertirse en una realidad que hace algunos meses, pero la licitación de este proyecto, para el que se estima una inversión superior a los 150 millones de euros, previsiblemente tendrá que esperar hasta después del verano.

Esto se debe a dos motivos principales. Por una parte, la recepción de los fondos del Mecanismo de Recuperación de la Unión Europea, y en segundo lugar, los trámites previos que se están realizando antes de poder lanzar la licitación de un proyecto clave para el futuro de la economía coruñesa.

La Comisión Europea aprobó la semana pasada el Plan de Recuperación y Resiliencia elaborado por el Gobierno central para hacer frente a los efectos de la pandemia y en el que se incluye el proyecto del tren a Langosteira, cuya financiación se encuadraría en la primera partida que España recibirá a mediados del próximo mes dentro de los fondos Next Generation, cuando el plan español tendrá que ser ratificado por el Consejo de ministros de economía y finanzas (Ecofin).

Una vez superado este paso, el tren a Langosteira tendrá que haber cumplido con otras cuestiones previas. «El ADIF está completando la supervisión técnica del proyecto, que posteriormente tendrá que ser supervisado por Puertos del Estado y aprobado por el mismo. Una vez concluido este trámite, el ADIF y Puertos del Estado tienen que firmar un convenio de cara a licitar y ejecutar las obras de la conexión ferroportuaria», explican desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. En esta serie de pasos también está involucrada la Autoridad Portuaria, que tendrá que dar el visto bueno a la propuesta del ADIF y señala que se está «trabajando en buena sintonía». Además, también es necesario iniciar la tramitación de las expropiaciones que serán necesarias.

Agosto, un obstáculo

La suma de las diligencias burocráticas para la recepción de los fondos europeos y los trámites previos del propio proyecto hacen que la licitación apunte a producirse después del verano vistos los plazos que se manejan y el hecho de que agosto es un prácticamente inhábil en lo que a trámites administrativos se refiere.

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, confirmó el pasado 10 de marzo que el Gobierno central se comprometía a la licitación del tren a Langosteira y un mes más tarde se concretó que la obra se financiaría con fondos Next Generation en una reunión en Santiago en la que, además del ministro, estuvieron el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo; la alcaldesa, Inés Rey; la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez; el presidente de la Autoridad Portuaria de A Coruña, Martín Fernández Prado; el delegado del gobierno en Galicia, José Miñones; y otros cargos del Estado y la Xunta.

El compromiso de Ábalos fue el de licitar «de inmediato» el enlace ferroviario en cuanto fuese posible, un escenario que en el mejor de los casos llegará en septiembre. De la fecha de licitación y adjudicación de la obra dependerán también los plazos para la ejecución de los trabajos, cuyo comienzo se estima para el 2022, mientras que el grueso de la construcción del enlace ferroviario, que incluye tres túneles de 5,18 kilómetros de longitud y que requerirán de una inversión de 68,5 millones de euros, más de la mitad de la inversión total, para minimizar el impacto ambiental y salvar las diferencias de nivel que existen en el terreno. Así, la finalización de la infraestructura está prevista para el 2026, lo que permitirá el crecimiento del puerto exterior y nuevos desarrollos en los muelles urbanos.

Pendientes de la convocatoria de una nueva reunión para avanzar en el futuro de los muelles

El pasado 5 de mayo se celebró en María Pita la primera reunión de la comisión técnica para analizar y definir el futuro de los muelles interiores que quedarán liberados gracias a la construcción del enlace ferroviario a punta Langosteira, que permitirá un mayor desarrollo del puerto exterior. Todas las Administraciones implicadas en estas cuestiones están representadas en la comisión y la previsión del gobierno local es que en julio pueda volver a haber un nuevo encuentro en el que se intentará establecer el borrador de un nuevo convenio toda vez que los firmados en el 2004 ya no están vigentes.