La Audiencia Nacional decidirá si cesa a los gestores de Alu Ibérica en A Coruña y Avilés

La Voz

A CORUÑA

La Policía Nacional interviene en las oficinas de Alu Ibérica en Mieres
La Policía Nacional interviene en las oficinas de Alu Ibérica en Mieres jl cereijido

Ha citado a las partes involucradas para el miércoles día 30 después de un informe de los interventores

25 jun 2021 . Actualizado a las 13:50 h.

El Juzgado Central de Instrucción número 3 de Madrid, de la Audiencia Nacional, ha citado a las partes involucradas en el conflicto de Alu Ibérica para una comparecencia el 30 de junio con el objetivo de decidir el posible cese de los gestores de las plantas tras un informe presentado por los interventores.

En una providencia, a la que ha tenido acceso Efe, la jueza indica que la vista tendrá por objeto «alegar lo que a su derecho convenga en relación con la posibilidad de acordar la administración judicial de las sociedades intervenidas». En su caso, añade, también se podrá formular una propuesta «en relación con el nombramiento» de una persona o personas para tal cargo. Algo que afectaría tanto a las plantas de A Coruña como a la asturiana de Avilés. 

Esta cita responde a un informe remitido por los interventores de las factorías. El pasado 4 de mayo se conocía el auto dictado por este mismo juzgado que decretaba la intervención judicial de la empresa por constatarse «diversas irregularidades en la venta» e indicios de «descapitalización».

Alcoa, condenada a indemnizar o recolocar a los trabajadores de Alu Ibérica

Mila Méndez

Como ahora pretende hacer en San Cibrao (Lugo), Alcoa quiso deshacerse de sus factorías de A Coruña y Avilés en el 2019, cuando anunció que las había vendido. Sin embargo, la multinacional del aluminio nunca dejó de ser el «empresario real» de los trabajadores de las plantas. Esta es la conclusión a la que ha llegado la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional, cuya sentencia, conocida este martes, añade que la compañía deberá, por tanto, responder ante ambas plantillas.

El fallo referido al juicio por la demanda colectiva celebrado en mayo condena al grupo estadounidense a indemnizar a los afectados por las extinciones que se produzcan y a la recolocación externa de los empleados en los términos pactados en el preacuerdo alcanzado el 15 de enero del 2019. Una solución al anuncio del ERE, ante su pretensión de cierre, presentado en el 2018. El pacto fue condicionar los despidos colectivos a la búsqueda de un comprador que garantizase dos años como mínimo de estabilidad y empleo. El inversor elegido por Alcoa fue el fondo suizo Parter, que apenas aguantó unos meses. En abril del 2020 las factorías se revendieron al Grupo Riesgo.

Seguir leyendo