La inversión privada en Langosteira asciende a 300 millones con Inditex

Xosé Vázquez Gago
Xosé Gago A CORUÑA

A CORUÑA

ANGEL MANSO

El parque eólico del gigante textil incrementará el valor de todas las firmas del puerto de A Coruña

24 abr 2021 . Actualizado a las 22:42 h.

El plan de Inditex de construir un parque eólico en punta Langosteira elevará a 300 millones de euros la inversión privada en el puerto exterior. El proyecto de la multinacional textil consiste en levantar tres aerogeneradores que suministrarán energía tanto a las instalaciones del puerto exterior como a la sede de la compañía en el polígono de Sabón.

La multinacional prevé invertir 30 millones en el proyecto, y también asumirá el mantenimiento de las instalaciones en el futuro.

La llegada de Inditex es otro hito en la historia de Langosteira, que en sus 12 años de trabajo ha recibido a 1.200 barcos que han descargado más de 11 millones de toneladas de mercancía.

Más allá de las cifras, la decisión del gigante textil supone un espaldarazo para el puerto exterior, y la confirmación de que el sector privado tiene confianza en el potencial de la infraestructura.

Al anuncio de Inditex se suma la reciente confirmación por el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, de que este año se licitará la conexión del enlace ferroviario con arreglo a los fondos Next Generation de la UE.

Esa obra es fundamental para la viabilidad de la dársena, y facilitará la llegada de nuevos tráficos a Langosteira en el futuro.

La apuesta de Inditex también impulsará al puerto exterior en su conjunto. Sus aerogeneradores favorecerán a todo el sector, al suministrar energía verde a las instalaciones y las empresas, que verán así aumentar su valor.

La apuesta del sector privado por Langosteira se mantuvo incluso cuando no estaba confirmada la construcción del enlace ferroviario, cuyo proyecto está terminado desde el año 2018.

El pasado enero, dos de las concesionarias que ya trabajan en el puerto exterior, Galigrain y TMGA, anunciaron inversiones que sumaban 21 millones de euros con el fin de ampliar y mejorar sus instalaciones en el puerto.

Entre otras mejoras, las dos firmas van a implantar cintas automatizadas cubiertas para mover los graneles que descargan. Ese método es más eficiente y sostenible que el uso de vehículos.

La inversión de Inditex también se mueve en la órbita de apostar por las nuevas tecnologías y el cuidado del medio ambiente. Esa también es la estrategia de la Autoridad Portuaria y de su proyecto de futuro, A Coruña Green Port, que se basa en la digitalización, las energías limpias, el uso del hidrógeno verde como combustible, la descarbonización, el uso de biocombustibles y el desarrollo y producción de la energía eólica marina. 

Langosteira y la innovación

El objetivo del Puerto es que funcione como un «proyecto tractor» que impulse a las compañías del área metropolitana. Esas firmas ya tienen un amplio bagaje en nuevas tecnologías e investigación y desarrollo en parte por la construcción del propio puerto exterior, en el que se aplicaron, con la participación entre otras instituciones del CSIC, técnicas novedosas tanto en la obra de los diques como para controlar la resistencia y la vida útil de materiales e infraestructuras.

El resultado es un puerto con características que son únicas en España. A su calado de 20 metros y sus 1.500 metros de línea de atraque -sin tener en cuenta el pantalán petrolero construido por Repsol- se suma el millón de metros cuadrados que todavía están disponibles para futuras concesiones. Es en esos terrenos en los que la Autoridad Portuaria quiere desarrollar el mencionado proyecto A Coruña Green Port. Las características físicas de la dársena, sumadas a la participación de empresas punteras, entre ellas la mayor multinacional del mundo en materia textil, convierten a Langosteira en un escenario con gran potencial para ese tipo de iniciativas.

Fernández Prado destaca que es un espaldarazo para el proyecto de futuro Green Port

El presidente de la Autoridad Portuaria, Martín Fernández Prado, destacó que la decisión del Inditex de instalarse en el puerto exterior de Langosteira es «una excelente noticia para el Puerto y para las empresas operadoras».

El presidente destacó que es «un orgullo» que «la primera empresa gallega y una de las primeras de España, con gran relevancia a nivel mundial», haya elegido punta Langosteira para «reforzar su apuesta por el medio ambiente y la sostenibilidad».

Fernández Prado añadió que la iniciativa de la multinacional que, recordó, es «líder en la utilización de energías renovables», supone «un gran espaldarazo» para el proyecto A Coruña Green Port.

Ese programa fue presentado el pasado 6 de marzo por la Autoridad Portuaria. Su objetivo es adaptar el puerto coruñés al nuevo escenario de transición energética y descarbonización atrayendo nuevas inversiones. La iniciativa cuenta por el momento con diez proyectos, impulsados en su mayor parte por consorcios empresariales formados por operadores que ya trabajan en A Coruña, grandes multinacionales que no tienen presencia directa en el puerto -como sería el caso de Inditex- y pequeñas y medianas compañías del ámbito industrial de Galicia.

El Puerto ha presentado la memoria del plan ante los ministerios de Transición Ecológica y de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. El objetivo es que el proyecto se encuadre en el plan de recuperación que se financiará con fondos de la Unión Europea.

El plan, ha señalado Fernández Prado, debe servir para dinamizar la actividad industrial y a las empresas con presencia en A Coruña y su área de influencia.

El plan del Puerto para producir energía verde suma 10 proyectos empresariales

Xosé Gago

La Autoridad Portuaria de A Coruña ha anunciado esta mañana el proyecto A Coruña Green Port, con el que quiere impulsar el desarrollo industrial de la comarca ante la transición energética y el proceso de descarbonización, que ha causado el cierre de la térmica de Meirama y un fuerte bajón en los tráficos portuarios al acabar el movimiento de ese combustible.

En total el programa cuenta ya con más de diez proyectos, en la mayoría de los casos impulsados por consorcios empresariales.

 

El plan tiene cinco ejes principales. La digitalización y modernización de las actividades portuarias para que sean más sostenibles. La creación de sistemas de almacenamiento y autoabastecimiento a través de las energías limpias. El desarrollo de la cadena de valor del hidrógeno verde -un combustible ecológico que se ha situado como alternativa al carbón- y su integración en las actividad industrial y logística. La descarbonización de la actividad portuaria y la producción de biocombustibles. Y el desarrollo, fabricación y despliegue de energías eólicas marinas a nivel industrial para su exportación al norte de Europa, y diseño de nuevos prototipos.

Seguir leyendo