Nueva oleada de asaltos a automóviles en O Ventorrillo y en Agra del Orzán

Varios residentes, que piden mayor presencia policial, ya barajan la posibilidad de crear patrullas vecinales


A Coruña / La Voz

Continúan las oleadas de robos por toda la ciudad en coches, garajes, librerías, comercios y supermercados. Desde el mes de enero ya se contabilizaron hasta cinco importantes episodios de este tipo de actividades ilegales. Los más intensos fueron los perpetrados el 3 de marzo, en el que los ladrones reventaron varios turismos, entraron en distintos garajes y comercios ubicados en la zona que forman el triángulo O Ventorrillo, As Conchiñas y la Sagrada Familia. Y tan solo diez días después hasta una veintena de vehículos fueron objetivo de los cacos aparcados en O Ventorrillo, Sagrada Familia, Os Mallos y en el paseo marítimo, a la altura de Os Pelamios. Y los últimos incidentes, que se conocen, tuvieron lugar en la madrugada del viernes. 

Esa madrugada fueron asaltados una decena de automóviles aparcados en distintas calles, como por ejemplo en la vía Monasterio Toxos Outos, en O Ventorrillo. Se desconoce si los ladrones lograron algún tipo de botín, porque una buena mayoría de afectados desecharon presentar denuncias ante la Policía Nacional: «Es perder el tiempo, a lo mejor toda una mañana en las oficinas policiales, ¿y para qué? Aunque logren detener a estos individuos, nada les pasa», explicó Iria Montero, una afectada.

Los perjudicados tampoco entienden el por qué de este incremento de los asaltos de coches en las últimas fechas. Hoy en día casi nadie «deja objetos de valor en el interior de los coches, y es muy difícil poder llevarse los equipos reproductores de música o de navegación, porque vienen todos integrados, y mucho más difícil es llevarse el coche».

En la madrugada del viernes también asaltaron una pescadería en la calle Monasterio de Bergondo, en O Ventorrillo. Para acceder al interior del negocio utilizaron una fuerza desmesurada, «porque hasta reventaron el tabique del escaparate y una de las bisagras de la puerta», comentó un albañil que fue llamado por la propietaria del negocio para reparar de forma provisional los daños. Los representantes vecinales de los barrios más afectados ya pusieron los hechos en conocimiento de las Administraciones. Y son conocedores que desde el Ayuntamiento de A Coruña, la Policía Local y el 091 «hacen todo lo que pueden, pero necesitan más medios técnicos y humanos», asegura José Salgado presidente de Distrito Mallos.

Pero a pesar de los agentes «los robos y la inseguridad en la ciudad son el pan nuestro de cada día», subrayó Salgado. Y tanto este representante de los comerciantes de Os Mallos, como de otras asociaciones vecinales, exigen soluciones, y recomiendan algunas medidas «sobre todo durante el tiempo que dure el toque de queda, ya que esta restricción deja las calles vacías, un escenario propicio para los amigos de lo ajeno», explicó Salgado. Entre las recomendaciones a las Administraciones se encuentran la de solucionar problemas de iluminación en muchas calles, «y mucha más presencia policial por los barrios». De hecho, muchos residentes de O Ventorrillo ya valoran la creación de patrullas vecinales «para luchar y evitar este grave problema», recalcaron.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

Nueva oleada de asaltos a automóviles en O Ventorrillo y en Agra del Orzán