José Antonio Romero, cirujano en A Coruña: «La única manera real de prevenir el cáncer de colon es acudir al cribado»

El especialista en cirugía colorrectal advierte de la determinante relevancia de un diagnóstico temprano

mole

A Coruña

Llevamos un año con la mirada clínica puesta en el covid, pero el resto de patologías, desgraciadamente, no entienden de emergencias sanitarias y han seguido afectando a la población. Con la diferencia de que estos últimos meses hemos evitado acudir al médico en la medida de lo posible. El doctor José Antonio Romero, cirujano especializado en digestivo y con dedicación exclusiva a la cirugía colorrectal, mantiene la guardia en alto por si llegase a darse un repunte en enfermedades en las que una detección temprana es fundamental.

-Da la impresión de que en este año no ha habido más enfermedad que el covid.

-Las enfermedades de todo tipo siguen su curso. Y si bien la prioridad este año ha sido el covid por razones obvias, no debemos olvidarnos del resto. Lo que podía esperar así lo ha hecho, pero en una consulta privada como la mía la gente ha seguido viniendo, porque las patologías colorrectales suelen generar tantas molestias que hacen imposible la espera. Hasta en pleno confinamiento tuve que atender a pacientes con una trombosis hemorroidal o algún síntoma de cáncer colorrectal. Pero también hubo quien, ante cuadros menos agudos, prefirió esperar.

-¿Teme que aparezcan cuadros que deberían haberse detectado hace meses?

-Por el momento no hemos notado un repunte de enfermedades que se podían haber visto en estadio más precoz. Lo que no quita que pueda suceder. Aunque en el caso del cáncer colorrectal no creo que suceda.

-¿Por qué?

-Es el cáncer que más se diagnostica en España. En el 2020 hubo 23.000 nuevos casos detectados, 4.000 más que el año anterior, a pesar del covid. Y eso es gracias al programa de cribado, el examen de sangre oculta en heces y la colonoscopia. Para que el cáncer progrese tiene que pasar un tiempo, y tener a la población de riesgo cribada nos da un margen. Me preocupan más todos aquellos que no acuden al médico por temor o por pudor.

-¿Quiénes deberían hacerlo?

-El cribado se hace a partir de los 50 años. Pero independientemente de la edad, cualquier persona con un síntoma de patología anal o rectal debe acudir cuanto antes al médico, porque en estos casos el tiempo es fundamental. Si se coge pronto, será mucho más fácil de tratar. Y como síntomas me refiero a cualquier cambio en los hábitos intestinales. El que tiene diarreas o estreñimiento de forma continuada y antes no tenía; si hay un sangrado anal, ya sea rojo o mezclado con las heces... Afortunadamente, la mayoría de las veces no se trata de un cáncer, pero sí que puede haber una hemorroide, una fisura o un fístula, que igualmente deben cogerse pronto para que el tratamiento sea más fácil.

-¿Qué pronóstico tiene el cáncer colorrectal?

-Se puede curar, pero es muy importante la detección temprana. En un estadio inicial o, al menos, no muy avanzado, responde bien a un tratamiento oncológico con cirugía, quimioterapia y radioterapia. Se ha avanzado mucho en los últimos años. Pero déjame insistir en la necesidad de cogerlo con tiempo, porque cuando un cáncer de colon da síntomas puede estar ya en un estadio avanzado.

-¿Existe alguna manera de prevenir este cáncer?

-La única manera real de prevenir es acudir al cribado. Una buena alimentación, rica en fibra, es siempre aconsejable, por supuesto, evitar el estreñimiento. Está también la genética, que representa tan solo un 10 % de los casos. Se vigila a todos los miembros de la familia e incluso puede recomendarse la extracción profiláctica del colon en algún caso determinado. Pero puede afectarle a cualquiera.

-¿En qué medida son los pólipos el anuncio de algo peor?

-Pueden ser malignos o benignos, que son la mayoría. Pero lo que se hace en el propio programa de detección es, si se ve un pólipo, sacarlo cuando se hace la propia colonoscopia, y después se analiza. Si es maligno habrá que ver si ha afectado a algún ganglio y actuar en consecuencia.

-¿Sigue habiendo temor a realizarse una colonoscopia?

-Se va viendo ya como algo muy normal. Actualmente se hace con sedación, de manera que el paciente no tiene ningún dolor o molestia al hacerle la prueba ni posteriormente. Lo más molesto, de hecho, es la preparación para la colonoscopia, porque hay que inducir una diarrea osmótica para tener el colon lo más limpio posible para poder así detectar las más pequeñas lesiones.

«Si se cogen a tiempo, las hemorroides pueden controlarse sin cirugía»

Existe cierto temor general alrededor de la cirugía colorrectal, pero el doctor Romero lanza un mensaje de tranquilidad al respecto.

-¿Cómo es a cirugía de un cáncer de colon?

-Es una cirugía muy agradecida. Actualmente se realiza por laparoscopia, es mínimamente invasiva. Además, la cirugía de colon no es excesivamente mutilante. Es muy largo, se puede cortar la mitad y el paciente quedar perfectamente. Se intenta siempre restablecer el tránsito intestinal, evitando en la medida de lo posible la colostomía, la temida bolsa, que es un lastre para todos, incluidos los cirujanos. Otra cosa es la cirugía del recto, esos quince centímetros finales, incluido el ano. Las secuelas suelen ser mayores en estos casos.

-Otra de las cirugías temidas es la de hemorroides.

-Son la patología que más atiende un cirujano general en su vida, pero requieren de un tratamiento muy personalizado. Muchas veces esconden una patología subyacente, como un pólipo grande o incluso un tumor. Por eso hay que acudir al médico ante las primeras molestias. También aquí existe una gran diferencia entre coger a tiempo la dolencia y hacerlo demasiado tarde. En el primer caso podría no ser necesario llegar a operar, y bastar con darle al paciente unas pautas dietéticas —mucha fibra— e higiénicas para tener controlado el problema. Además, hay tratamientos muy poco invasivos, como la colocación de bandas elásticas, que se hace en la propia consulta. O la intervención con láser que en determinada fase puede evitar una cirugía que, aunque es sencilla desde un punto de vista técnico, hay que reconocer que es bastante agresiva y dura para el paciente y tiene un posoperatorio doloroso.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

José Antonio Romero, cirujano en A Coruña: «La única manera real de prevenir el cáncer de colon es acudir al cribado»