La pandemia hunde los ingresos municipales en A Coruña

La recaudación del 2020 fue 22,1 millones inferior a lo presupuestado y el remanente para gastos de este año se queda en 3,6 millones. La ejecución de inversiones mejoró a pesar de la pandemia


A Coruña

El Ayuntamiento de A Coruña ingresó el año pasado 22,1 millones de euros menos de los que tenía previsto. El desplome causado por la pandemia supera incluso la previsión más pesimista que manejaba el gobierno local, que en el pleno de octubre, cuando se anunció la prórroga de los presupuestos, estimó que las pérdidas se situarían entre los 10 y los 20 millones.

La caída de los ingresos supone que el Ayuntamiento afronta el 2021 con un remanente para gastos de 3,6 millones, todavía positivo, pero muy inferior al de los ejercicios 2015-2018 -cuando el anterior gobierno batió récords a la baja de inversión presupuestaria-.

La escasez del remanente obligará al gobierno local a recaudar ingresos extras si se pretende mantener el ritmo de inversión del 2020. La salida más probable pasa por un crédito, ya que hay capacidad de endeudamiento.

A la vista de la situación, el edil de Facenda, José Manuel Lage, pidió a la Xunta que dote de más medios a los ayuntamientos para afrontar la crisis. El también portavoz del PSOE recordó que el Gobierno gallego acaba de aprobar «os orzamentos máis altos da súa historia grazas ás transferencias do Estado para atallar as consecuencias sociais e económicas da covid, é hora de que se vexan eses investimentos». 

El impacto de la bajada

Todo el bienestar social. ¿Qué suponen para María Pita 22 millones de euros? Esa cifra es equivalente a todas las obras ejecutadas el año pasado por el Ayuntamiento. También es equivalente a la totalidad del presupuesto de los servicios sociales. La aportación del Ayuntamiento para el Novo Chuac, que los técnicos municipales advirtieron que podría sobrecargar la hacienda municipal, asciende a 22,2 millones. Pero iba a pagarse en cinco años, no en un solo ejercicio. Con esos fondos se prevén pagar todas las expropiaciones, los accesos y las conexiones de servicios del futuro hospital. 

El descenso global

Siete años atrás. El presupuesto del 2020, aprobado por los socialistas con el respaldo de la Marea, el BNG y Ciudadanos, fue el primero del actual mandato y, sobre el papel, era el más elevado de la historia de A Coruña: 260 millones de euros. Pero a causa de la pandemia los ingresos reales del Ayuntamiento se quedaron en 237,9 millones. Esa cantidad supone un retroceso de siete años, hasta el 2013, cuando comenzaba la recuperación tras la anterior crisis económica. 

Los gastos fijos

Casi 200 millones. Claro que en el 2013 la maquinaria municipal era mucho más liviana. En los presupuestos de aquel año, que ascendían a 238 millones, el mantenimiento de la propia Administración -el gasto corriente y en personal- ascendía a 167 millones de euros. En el mandato de la Marea, el gasto en ambos capítulos creció de forma sostenida. Como consecuencia, el año pasado, con unos ingresos similares a los del 2013, el Ayuntamiento hizo frente a unos gastos corrientes y de personal de 194 millones de euros, 27 millones más que hace siete años, por lo que apenas tuvo margen de maniobra. 

inversión y remanente

Más de 21,6 millones. A pesar de la situación de crisis, el Ayuntamiento ejecutó el año pasado inversiones por 21,6 millones de euros, el doble que el año anterior y más que en los ejercicios 2016 y 2017. Además, recordó el titular de Facenda, se aprobaron reducciones de impuestos que ascendieron a 650.000 euros y, pese al «difícil contexto financiero», se puso en marcha el plan de reactivación económica Presco, que ascendió a 13,2 millones. 

Por otra parte, señaló Lage Tuñas, en el 2020 se alcanzó la cifra «máis elevada da historia» del Ayuntamiento en transferencias para el pago de ayudas y subvenciones, con un total de 34,5 millones, tres más que el ejercicio previo. El titular de Facenda señaló que la cifra del remanente, 3,6 millones, avala la gestión municipal. Es similar a la del 2015 (3,09 millones). Desde ese año, cuando llegó al gobierno la Marea Atlántica, el remanente se disparó -casi llegó a 20 millones en el 2017-, ya que la ejecución de inversiones se desplomó. Lage insistió en que «os concellos están para investir, non para reducir servizos», y añadió que «ningún Concello en Galicia e moi poucos en España mobilizaron tantos fondos como o da Coruña contra a pandemia. Se cadra a algún parécelle pouco, mais compre ter en conta que outros non fixeron nada. Nós si». 

La principal pérdida

Tasas y precios públicos. El principal descenso de los ingresos se produjo en las tasas y precios públicos, que registraron la peor cifra de los últimos cinco años. Desde el 2016, el Ayuntamiento nunca había recaudado menos de 45,2 millones por esa vía. De hecho, en el 2019 recaudó más de 47 millones de euros, pero en el 2020 no alcanzó los 39,9, lo que supone una caída de más de siete millones de euros. 

El futuro inmediato

Fondos justos. La situación económica de este año, marcado hasta ahora por la pandemia, no augura una mejoría de los ingresos. Eso sin tener en cuenta que el Estado y la Xunta afrontarán fuertes bajadas de ingresos, por lo que sus aportaciones probablemente se reducirán. A nivel local, cualquier sobreesfuerzo económico, como una reedición del plan de reactivación Presco, deberá estar financiado casi con total seguridad mediante la petición de créditos, ya que solo hay 3,6 millones disponibles y la anterior edición superó los 13. También sería posible mover fondos de otras partidas, pero el margen para recortar, como ya se ha indicado antes, es muy escaso. 

Otro tanto ocurre con las obras de este año. De hecho, en el presupuesto prorrogado solo hay 13,2 millones para inversiones. Si se quieren alcanzar los 24,4 millones del 2020 habrá que contar también con ingresos extras.

 

Estos son los deberes económicos que afronta el Ayuntamiento al arrancar el 2021

Xosé Gago
Inés Rey, alcaldesa de A Coruña
Inés Rey, alcaldesa de A Coruña

La prórroga del presupuesto deja más de 23 millones de euros pendientes de la decisión del pleno

El Ayuntamiento de A Coruña comienza el 2021 con urgentes asuntos económicos por atender. Como estaba previsto, la decisión del gobierno local de prorrogar el presupuesto del 2020 con el fin de amortiguar la pérdida de ingresos derivada de la pandemia tiene efectos secundarios que deberán abordarse ahora.

Por la normativa presupuestaria, parte de los gastos del presupuesto del 2020 no se pueden mantener en este ejercicio al prorrogar las cuentas. En números gruesos, eso se traduce en que el Ayuntamiento, frente a los 260 millones del año pasado, en este ejercicio contará con 243.146,032 euros. Los más de 16,85 millones restantes no se han perdido, pero estaban destinados a gastos que no se pueden mantener de un ejercicio para el siguiente.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La pandemia hunde los ingresos municipales en A Coruña