Aida Ramos Monroy, una luchadora en beneficio de los más pobres y necesitados

francisco cotelo A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

CESAR QUIAN

La que fue durante 26 años delegada de Manos Unidas en A Coruña falleció el pasado 28 de febrero en Jerte (Cáceres), de donde era natural

04 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Quiero recordar a Aida Ramos. A una mujer que nos hizo vibrar a todos con Manos Unidas. Sensible a todas las necesidades que le rodeaban.

Aida luchó porque se conociera el trabajo de tanta gente que con su esfuerzo quieren salir de su situación de pobreza, y a la vez transformar las estructuras que oprimen a las personas. Con su sensibilidad y su carácter era capaz de enfrentarse a quién pudiera manchar el nombre de Manos Unidas.

Recuerdo una anécdota, de hace muchos años, cuando una persona muy conocida en nuestra ciudad se atrevió a publicar que el dinero de Manos Unidas iba destinado a la guerrilla de Latinoamérica. Aida se presentó en su despacho: el dio un golpe en la mesa, pero ella dio tres, y le presentó los proyectos que ese año tenía la asociación en América. Al año siguiente, se hizo socio colaborador.