Siete empresas operan en la dársena arteixana y todas duplicaron sus instalaciones y volumen de negocio

a. mahía A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

Ángel Manso

Las compañías que trabajan en estos momentos en Langosteira son Terminales Marítimos de Galicia (TMGA), grupo Nogar, Pérez Torres Marítima, Servicios Auxiliares Hércules, Hormigones Carral, Repsol y Alu Ibérica

18 mar 2021 . Actualizado a las 13:08 h.

El puerto exterior, que está ya cerca de alcanzar los 11 millones de toneladas de mercancías movidas, cuenta en estos momentos con 7 empresas y un total de 12 concesiones. Las primeras son Terminales Marítimos de Galicia (TMGA), grupo Nogar, Pérez Torres Marítima, Servicios Auxiliares Hércules, Hormigones Carral, Repsol y Alu Ibérica.

Entre todas, invirtieron hasta el momento más de 200 millones de euros en la dársena. Pero esto solo es el principio, manifestó el presidente de la Autoridad Portuaria, Martín Fernández Prado, quien avanzó que el objetivo principal «es seguir creciendo, captando inversión y aumentando tráficos, de manera que punta Langosteira sea un eje importante en la reactivación económica».

La Voz reunió este pasado viernes a trabajadores y directivos de esas empresas para una foto de familia. Son las compañías que primero apostaron por esta dársena «para crecer» y aumentar su volumen de negocio. Pese a que todas coinciden en la urgente necesidad de construir una conexión ferroviaria y en estos momentos no cuentan con todas las ventajas que eso les supondría, no han hecho otra cosa en los últimos años que invertir en punta Langosteira. Con nuevas naves e infraestructura. 

Duplicar instalaciones

Como Galigrain (Nogar), que duplicará sus instalaciones con una nueva nave, equipamientos auxiliares y una cinta transportadora mecanizada que le permitirá «mejorar la eficiencia y productividad, y estar a la vanguardia a nivel medioambiental», según Víctor Nogueira, presidente del grupo. La empresa operadora de graneles agroalimentarios ya cuenta en la actualidad en el puerto exterior, según Manuel González Cristóbal, con una concesión que totaliza 36.700 metros cuadrados de superficie, con diferentes naves dedicadas al almacenamiento y distribución de mercancías. Así que con la ampliación que se llevará a cabo, las instalaciones pasarán a ocupar 63.600 metros cuadrados.

Terminales Marítimos de Galicia (TMGA) también suma y sigue en punta Langosteira. La compañía solicitó el año pasado a la Autoridad Portuaria el incremento en 12.884 metros cuadrados de sus instalaciones, en las que construirá dos nuevas naves.

La compañía, que ahora mismo controla 30.000 metros cuadrados de superficie en el puerto pondrá en marcha, además, un vial auxiliar para poder llevar a cabo la actividad creciente en punta Langosteira, en donde mueve tanto graneles sólidos como mercancía general. 

Naves de 33.000 metros

Por su parte, la empresa Pérez Torres Marítima presentó el año pasado un proyecto para habilitar otro espacio de almacenaje de residuos no peligrosos al aire libre. La empresa prevé acopiar en este espacio del cantil destinado a almacén unas 80.000 toneladas de residuos procedentes de la carga y descarga de los productos con los que trabaja habitualmente en el puerto exterior, como, por ejemplo, cenizas de los hornos de fundición, escoria, pellets y cenizas volantes, según explica la responsable de la compañía, Beatriz Pérez Torres. A eso hay que sumar una nave en funcionamiento de 33.000 metros cuadrados. Una inversión que demuestra «nuestra completa confianza en el crecimiento y desarrollo de punta Langosteira», añade Pérez Torres.

Tan convencida de que el tren llegará, como Alejandro Meicide y Raúl Blanes, de Servicios Auxiliares Hércules. El enlace ferroviario para ambos es «fundamental». No ya «para el futuro de los que ya estamos aquí, también servirá para atraer a otras compañías».