Acepta un año y 9 meses de cárcel y alejarse de una cadena de supermercados en la provincia de A Coruña por un intento de robo

La Voz A CORUÑA

A CORUÑA

Ricardo Rubio

El acusado llega a acuerdo en la Audiencia Provincial para rebajar la pena que solicitaba la fiscal, de cinco años y un día de cárcel

03 feb 2021 . Actualizado a las 22:15 h.

Un hombre ha aceptado un año y nueve meses de prisión y un período de tiempo similar de alejamiento de todos los supermercados Gadis de la provincia de A Coruña tras aceptar, en la sección primera de la Audiencia Provincial de A Coruña, haber sido el autor de un intento de robo con violencia en uno de estos establecimientos en agosto de 2018.

La fiscal, la abogada del hombre y la acusación particular han llegado a un acuerdo que rebaja la pena desde los cinco años y un día de prisión que solicitaba la Fiscalía en su escrito de calificación. El acusado ya ha abonado, explicó el juez, los 36 euros de indemnización que se pedían por los desperfectos en la caja registradora que intentó sustraer.

En la sentencia se contempla el agravante de multirreincidencia, ya que le hombre ha sido condenado, según el Ministerio Público, como autor de tres robos con violencia con sentencia firme con penas que suman más de diez años entre el 2007 y el 2011. Además, se aplica la atenuante de grave adicción a sustancias tóxicas, añadió el juez.

Por petición de la acusación particular, el hombre no se podrá acercar a la cajera que impidió el robo ni a ningún establecimiento Gadis de la provincia de A Coruña durante un año y nueve meses después de que salga de prisión, si llegara a ingresar.

El escrito de calificación de Fiscalía relata cómo el hombre entró en agosto del 2018 en un supermercado Gadis de A Coruña y «al ver abierta la caja registradora, intentó coger dinero de su interior». Al darse cuenta una de las empleadas del negocio y cerrarla, hubo un «forcejeo» entre ambos que acabó, según el fiscal, «en un forcejeo sin más complicaciones médicas» para la mujer.

El hombre huyó del supermercado, añade el Ministerio Fiscal, «rociando con un espray a dos personas que se encontraban en las inmediaciones, para garantizar así su huida, sin alcanzarles».