El Ayuntamiento pasó siete años con las cámaras de seguridad averiadas

Xosé Vázquez Gago
Xosé Gago A CORUÑA

A CORUÑA

EDUARDO PEREZ

Las cámaras de vigilancia llevaban desde el 2013 sin mantenimiento estable

20 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El palacio de María Pita y otras dependencias municipales han pasado siete años con la mayoría de sus cámaras de seguridad averiadas o apagadas. Los aparatos desplegados en la sede de la Administración local, el edificio de servicios económicos de la Franja, la jefatura de la Policía Local, la estación de autobuses y los jardines de Méndez Núñez sufren desde el 2013 graves problemas de mantenimiento que no se pudieron solventar porque el Ayuntamiento carecía de un contrato para ejecutar las reparaciones del dispositivo de vigilancia.

Los problemas vienen de muy atrás. Fuentes municipales señalan que el anterior contrato de mantenimiento finalizó en el 2003. A partir de ese momento las reparaciones se hicieron de forma puntual, contra factura, pero hacia finales del 2013 el deterioro de los aparatos ya era tan avanzado que la mayoría presentaba problemas de funcionamiento y muchos no lo hacían en absoluto. Los responsables de la seguridad de los edificios municipales manifestaron en varias ocasiones su preocupación por las carencias del sistema, pero no se tramitó un contrató definitivo que pusiese fin a la precariedad de la situación de forma definitiva.

En el 2017, cuando se produjeron los atentados de la Rambla de Barcelona, saltaron todas las alarmas. Pero las mismas fuentes señalan que en A Coruña se optó una vez más por una solución provisional, consistente en reparaciones puntuales que permitiesen a los viejos dispositivos funcionar durante algún tiempo más. Así se hizo, pero el desgaste de los equipos pronto se hizo patente de nuevo, y el actual concejal de Facenda, José Manuel Lage, que ha insistido en que uno de sus objetivos es regularizar los servicios que se prestan en situación precaria, decidió a finales del año pasado sacar a licitación un contrato para renovar y ampliar el equipamiento de seguridad del Ayuntamiento.