El Ayuntamiento pasó siete años con las cámaras de seguridad averiadas

Las cámaras de vigilancia llevaban desde el 2013 sin mantenimiento estable


A Coruña

El palacio de María Pita y otras dependencias municipales han pasado siete años con la mayoría de sus cámaras de seguridad averiadas o apagadas. Los aparatos desplegados en la sede de la Administración local, el edificio de servicios económicos de la Franja, la jefatura de la Policía Local, la estación de autobuses y los jardines de Méndez Núñez sufren desde el 2013 graves problemas de mantenimiento que no se pudieron solventar porque el Ayuntamiento carecía de un contrato para ejecutar las reparaciones del dispositivo de vigilancia.

Los problemas vienen de muy atrás. Fuentes municipales señalan que el anterior contrato de mantenimiento finalizó en el 2003. A partir de ese momento las reparaciones se hicieron de forma puntual, contra factura, pero hacia finales del 2013 el deterioro de los aparatos ya era tan avanzado que la mayoría presentaba problemas de funcionamiento y muchos no lo hacían en absoluto. Los responsables de la seguridad de los edificios municipales manifestaron en varias ocasiones su preocupación por las carencias del sistema, pero no se tramitó un contrató definitivo que pusiese fin a la precariedad de la situación de forma definitiva.

En el 2017, cuando se produjeron los atentados de la Rambla de Barcelona, saltaron todas las alarmas. Pero las mismas fuentes señalan que en A Coruña se optó una vez más por una solución provisional, consistente en reparaciones puntuales que permitiesen a los viejos dispositivos funcionar durante algún tiempo más. Así se hizo, pero el desgaste de los equipos pronto se hizo patente de nuevo, y el actual concejal de Facenda, José Manuel Lage, que ha insistido en que uno de sus objetivos es regularizar los servicios que se prestan en situación precaria, decidió a finales del año pasado sacar a licitación un contrato para renovar y ampliar el equipamiento de seguridad del Ayuntamiento.

Los propios pliegos del concurso confirman la situación de inseguridad que han vivido las instalaciones municipales durante los últimos años: «Dada la antigüedad y estado del equipamiento actual en algunos edificios (con numerosas cámaras y grabadores averiados), así como el alto coste de reparación y mantenimiento del mismo, se ha considerado como mejor opción la renovación completa del sistema».

Además de la sustitución de los aparatos anticuados, la empresa adjudicataria deberá ejecutar algunas mejoras en el sistema. Así, en la jefatura de la Policía Local está previsto instalar dos cámaras fijas más en los laterales del edificio tras la ampliación de la zona de aparcamiento para los automóviles del cuerpo de seguridad.

En el palacio de María Pita se renovará por completo el sistema de entrada. La vieja barrera que vigilaba el acceso de vehículos contará con un sistema de lectura de matrículas que permitirá su funcionamiento automático. 

Mejoras en Méndez Núñez

Finalmente, en los jardines de Méndez Núñez, las viejas cámaras fijas, que no han impedido durante años los desperfectos en el reloj floral y las distintas zonas verdes, tendrán que ser reemplazadas por cámaras tipo «domo», que darán a los agentes una mejor visibilidad de toda la zona.

En total, de acuerdo a los pliegos del contrato, la empresa adjudicataria tendrá que sustituir y modernizar un total de 104 dispositivos de toma de imágenes y grabación en las citadas instalaciones municipales. También deberá renovar el sistema informático que emplea la sala de cámaras del 092, que como el resto del equipo de vigilancia se estaba quedando obsoleto, e integrar todos los dispositivos en las aplicaciones y programas informáticos que usa el área de Movilidad.

La renovación de los sistemas de vigilancia deberá quedar lista en un plazo de 60 días después de la adjudicación del contrato, y precisará una inversión de menos de 100.000 euros. Su objetivo es crear «una plataforma de seguridad integral que permita la gestión, visualización y grabación del vídeo de forma localizada en los diferentes edificios, así como evitar cualquier clase de acto vandálico que atente contra la seguridad de las personas y bienes» que se encuentren en los mismos. El sistema, que será ampliable, deberá permitir que la visualización de las imágenes se produzca desde un punto centralizado como desde dispositivos externos, con el fin de garantizar que la Policía Local pueda vigilar en todo momento los inmuebles.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El Ayuntamiento pasó siete años con las cámaras de seguridad averiadas