El covid obliga a suspender el carnaval

El Ayuntamiento elimina desfiles y estudia la organización de exposiciones y concursos de disfraces en la web con los choqueiros desde sus casas


a coruña / la voz

Supone un gran disgusto, pero es impepinable. La crítica situación sanitaria lo obliga. Se trata de salvar vidas y ante eso no hay nada más que decir. Este año no habrá carnaval más allá del que se disfrace en casa o salga a la calle disfrazado de monje tibetano o mono de feria. Sin más compañía que la de tres amigos con mascarilla. Será el entroido de los choqueiros convivientes. Ni entierro de la sardina, ni entronización del rey Momo ni el tradicional sambódromo de la calle de la Torre. Esas cosas que tanto gustan y reúnen a miles de personas porque van en el ADN del coruñés.

El Ayuntamiento ya se puso en contacto con las comparsas para comunicarles la situación y todas, sin excepción, no solo lo entendieron, sino que ya se lo esperaban y apoyan la «triste» noticia. No está la situación para fiestas. Sobre todo para una como esta, donde las aglomeraciones son la salsa del entroido. Eso sí, de esa primera toma de contacto salieron propuestas que se estudiarán. «Algo habrá. Se está pensando en organizar algún acto simbólico o cultural sin aglomeración alguna», dicen fuentes municipales. Con las restricciones actuales, sería imposible ir más allá. Con el sentido común, mucho menos.

Las comparsas trasladaron al Ayuntamiento la posibilidad de mover el carnaval de fecha y llevarlo a agosto. A la semana grande de las fiestas. Se estudiará. Lo que sí se da por hecho es una exposición fotográfica en varios puntos de la ciudad, como los Cantones o María Pita, entre otros lugares. Serán imágenes históricas del carnaval. También está en mente de los responsables municipales organizar algún tipo de concurso de disfraces en la web municipal, en la que todo el que quiera envíe fotos o vídeos en casa disfrazado de lo que le venga en gana.

«Si saímos as comparsas, detrás vendría moita xente e sería unha irresponsabilidade»

Los miembros de las comparsas tienen claro que dentro de 4 semanas no se puede celebrar nada. Mucho menos el entroido, que tanta gente reúne. Sí estudian la posibilidad de realizar algún acto simbólico, como un homenajes a los históricos del carnaval coruñés. «Pero con una mínima representación de cada comparsa, muy alejados y con todas las precauciones y medidas», dice Manu, de Monte Alto a 100.

Romualdo Irijoa, de los Moracos, opina que «tal e como está a situación, non estamos para tonterías. Máxima responsabilidade». Y cree que son ellos los primeros que tienen que dar ejemplo. «Si saímos as comparsas, detrás vendría moita xente».

Uno de los choqueiros históricos, Álvaro Segade, también cree que la situación obliga a suspender la fiesta. Pero él saldrá a la calle como vino haciendo siempre. «Yo solo, sin compañía más que la de mi corto disfraz y con todas las medidas sanitarias».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El covid obliga a suspender el carnaval