El gasto municipal fue el segundo más alto del lustro pese al covid

La inversión en obras durante el 2020 superó la suma de los años 2017 y 2018


A Coruña

El Ayuntamiento licitó el año pasado 30 contratos de obras por trámite abierto o simplificado que suman 13,75 millones de euros. Son las cifras más altas desde el 2016, y el importe licitado supera la suma de los años 2017 y 2018, cuando se tramitaron 20 y 12 contratos que sumaban 9,4 y 2,1 millones. La licitación de obras ya había sufrido un desplome en el 2016, cuando se movieron 14 contratos por apenas 4,6 millones.

Las bajas cifras de inversión registradas durante el anterior mandato provocaron numerosas críticas el ejecutivo de la Marea Atlántica, al que se achacó haber desaprovechado la recuperación económica tras la crisis. En la campaña electoral del 2019, que le dio la alcaldía, Inés Rey se comprometió a corregir la situación y a reforzar la inversión para reactivar la economía local.

Los primeros resultados de ese giro en la política municipal se advirtieron en la segunda mitad del 2019, tras el cambio de gobierno. En ese ejercicio se tramitaron 18 contratos por 5,4 millones de euros. Es una cifra muy baja, pero mejor que la del 2016 y el 2018.

En el 2020, el primer año completo del mandato socialista, los 30 contratos y 13,7 millones licitados supusieron un incremento del 50 % sobre el 2017, el mejor año en solitario del anterior gobierno en materia de grandes obras gracias a la reforma de la cubierta del estadio de Riazor, que absorbió más del 75 % de los 9,4 millones licitados aquel año. En el 2020, sin embargo, la inversión estuvo más repartida, con proyectos como el derribo del viaducto de la ronda de Nelle y la remodelación de ese cruce o la reforma del antiguo Remanso.

El concejal de Facenda, José Manuel Lage, destacó que el principal reto fue «facer que o Concello volverá a funcionar» tras el parón que sufrió la maquinaria municipal en el anterior mandato, y destacó que los cambios aplicados desde el 2019 están dando sus primeros resultados. 

Ejecución del presupuesto

La reactivación de la gestión municipal también se ha reflejado en la ejecución del presupuesto. De acuerdo a las cifras provisionales, a 31 de diciembre, dicha ejecución rozaba los 233,7 millones de euros. En el primer año completo del anterior gobierno, el 2016, solo se llegó a 216,1 millones. En materia de inversiones la diferencia también es notable. En aquel año se habían comprometido menos de 13,1 millones de ese capítulo, mientras que en el 2020 se alcanzaron los 21,1 millones. Es probable que la diferencia aumente cuando se tengan los datos definitivos del año pasado. La previsión del gobierno local es que se podrían alcanzar los 240 millones ejecutados.

En todo caso, las cifras provisionales son mejores que las del 2016, y también las del 2017 y 2019. En esos años se gastaron, respectivamente, 227,5 y 229 millones del presupuesto y 10,8 y 9,7 de inversiones. Solo en el 2018 se alcanzaron cifras mejores que las del último ejercicio, con un gasto del presupuesto total de 246 millones y de 25,1 millones en inversiones.

Pero cabe recordar que el año pasado estuvo marcado por la pandemia del coronavirus y el período de confinamiento para controlar la enfermedad, que paralizó la licitación de obras y otros trámites durante dos meses. Además del parón, el virus acaparó gran parte de la actividad de la Administración en los meses siguientes -se dictaron más de 2.100 resoluciones y decretos relacionados con la pandemia en María Pita-, lo que quitó recursos de otras área de gestión y ralentizó los tramites.

Aunque las cifras de ejecución totales han mejorado, la oposición ha sido crítica con la gestión del gobierno local. Su argumento es que los porcentajes de ejecución son más bajos o similares a los de otros ejercicios. El motivo es que en el 2020 el Ayuntamiento dispuso de mucho más dinero (318 millones, frente a 278 del 2016). El aumento se debe a que la baja ejecución del anterior gobierno dejó un gran volumen de fondos sin uso que se fue acumulando ejercicio tras ejercicio.

La deuda no llega al 50 % de la del 2017 y desde julio se cumple el pago a proveedores

Según las previsiones del gobierno local, la deuda del Ayuntamiento en el 2021 será de 33 millones de euros. Es la cantidad más baja de los últimos años, y menos de la mitad que en el 2017, cuando se situó en 77,24 millones.

El endeudamiento municipal mantiene así la tendencia a la baja que ya registró en los últimos años. La reducción también es una consecuencia de la baja ejecución presupuestaria registrada en el mandato anterior, ya que gran parte de los fondos que quedaron sin uso tuvieron que dedicarse a pagar créditos con la banca, en ocasiones a costa de inversiones previstas en los barrios.

A pesar de que no empleaba gran parte de los fondos que recaudaba, el Ayuntamiento incumplió durante meses el período de pago a proveedores en el anterior mandato. Hasta el punto de que esos incumplimientos también repercutieron en la posibilidad de hacer inversiones. Así ocurrió en el 2018, cuando el gobierno de la Marea tuvo que dedicar 15 millones para obras en la ciudad a pagar deudas con las entidades bancarias.

Ese problema empezó a resolverse a finales del 2019, cuando el concejal de Facenda, José Manuel Lage, hizo una reforma del servicio de Contratación que se tradujo en una mejora de los tiempos. Como consecuencia, en la mayoría de los meses se cumplió el plazo máximo de 30 días para pagar las facturas, y el respeto a ese límite ha sido continuo desde el pasado mes de julio. Por entonces se pagaban las facturas en 26,93 días. En los meses siguientes, tras un pequeño repunte en agosto a 28,53, el período de pago cayó de forma sostenida hasta llegar a los 17,96 días registrados en diciembre.

La concesión de licencias aumentó un 11 % en relación al año pasado

david garcía

El Ayuntamiento otorgó en el 2020 una docena de permisos que suman más de 1,2 millones

Los constructores y promotores lamentaron en el anterior mandato los problemas que se encontraban a la hora de la tramitación de licencias, una situación que pareció cambiar en los primeros meses tras las elecciones municipales y que ahora corroboran los datos. En el ejercicio a punto de terminar se concedieron 753 permisos, un 11 % más que en el 2019, en el que la Marea y el PSOE se repartieron el año.

Está previsto que en la última junta de gobierno local antes de que empiece el 2021, que se celebrará el próximo día 30, se aprueben los últimos 63 permisos del año. De esta manera, se habrá otorgado una media de 33 licencias en cada una de las reuniones de este órgano durante el 2020, una cantidad superior a las casi 25 que certificaba el anterior gobierno local durante la primera mitad del año pasado y de las más de 31 de los actuales responsables de María Pita desde que tomaron el mando y hasta el final de ese ejercicio. En el primer tramo del 2019 se concedieron 272 licencias, mientras que en el segundo, ya con el cambio de gobierno, pasaron a 406.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El gasto municipal fue el segundo más alto del lustro pese al covid