Una investigación consigue las primeras semillas de pino resistentes a la plaga del nematodo

María Cedrón REDACCIÓN

A CORUÑA

M. MORALEJO

Los viveros podrán disponer, por el momento, de poco más de un kilo que ahora está secando

14 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El pasado mes de abril, la consellería de Medio Rural catalogó en el registro gallego de materiales de base media docena de progenitores de pino en la categoría de material cualificado para protegerse contra el Bursaphelenchus Xilophilus, popularmente conocido como nematodo del pino. Era el resultado de un largo trabajo iniciado en el 2013 por el Centro Forestal de Lourizán para investigar la resistencia de distintas especies de pino a las plagas, fundamentalmente a la del nematodo que lleva años trayendo en jaque a productores e industria. Ahora las primeras semillas de las seis familias de pino pinaster que, según la investigación de Lourizán, mostraron un porcentaje de supervivencia al nematodo del 80% (la media de mortalidad del radiata y pinaster está entre el 40 y 65 %) están a punto de poder ser comercializadas porque, de hecho, están ya secándose en el sequeiro que la Xunta tiene en Carballo.

«Hay poco más de un kilo», avanzó Raquel Díaz, investigadora y coordinadora del proyecto de mejora genética del pino en Lourizán, durante un foro online organizado esta semana por la Asociación Forestal de Galicia y Forestis, una asociación portuguesa de propietarios forestales, promovido por la Fundación Arume.

En ese foro, esta investigadora dio cuenta del programa de mejora genética del pino que se lleva a cabo en el centro y que en el 2013, más allá de trabajar en cómo modificar los árboles para lograr que fueran más rectos o con un crecimiento más rápido, comenzó a pensar en buscar familias que no fueran tan vulnerables a la plaga. Su investigación, financiada por Ingacal e Inditex, está recogida en un folleto digital en el que se explica cómo es el trabajo realizado. Porque una de las cosas que destacó la investigadora es que la importancia que tiene que la población conozca que existe un material cualificado que pueden usar en sus plantaciones.