Reabre la hostelería en A Coruña: «El café apetece en taza, no en vaso para llevar»

Los bares, cafeterías y restaurantes de la ciudad vuelven a abrir sus puertas, aunque el mal tiempo hace que los clientes lleguen a cuentagotas


A Coruña

Las cafeteras de los bares volvieron a funcionar desde primera hora en A Coruña, aunque los clientes llegan a cuentagotas. En los locales de las inmediaciones de los juzgados de la calle Capitán Juan Varela se pudieron ver imágenes que hacía tiempo que no se daban. Compañeros de trabajo sentados a la misma mesa, desayunando y charlando. «Es un gusto poder hacerlo de nuevo», comentaban. Fueron de los pocos que se atrevieron a tirar de la terraza, eso sí, bajo unos soportales que resguardaban de la lluvia. Juan y José Manuel no lo dudaban: «El café apetece en taza, no en vaso para llevar». Ellos agradecen que puedan reunirse no convivientes: «Siempre hay ganas de venir al bar, por ellos y también por nosotros».

En el interior del bar Carty, José Luis Castro apuntaba desde detrás de la barra que «por las mañanas se notan los trabajadores de los juzgados». Pero también reconocía que «puede ser que hagas muchas horas para vender un café de vez en cuando. Se hace menos caja y eso da que pensar». Aun así, reconoce que «había ilusión por volver».

Desde la calle Alcalde Marchesi, Suso Rico, en el bar El Prima, resalta que «los clientes de siempre no fallan. Vamos a hacer 50 años y la gente de siempre es la que te mantiene y sostiene». Lamenta que el aforo esté al 40 % pero que «se pague el 100 % de impuestos». También las «lagunas en la normativa», ya que había dudas de si se podría usar o no la barra y se lo confirmaron ayer «casi a las doce de la noche». La «única alegría» es que «ayer los empleados cobraron el ERTE». Pero «hay que abrir», ya que «con las puertas cerradas hay gastos que no desaparecen, como los casi 500 euros de luz». 

A pocos metros, Manuel Souto habla en el interior de su restaurante, el La Con Fusión: «Tenemos esperanza porque el negocio estaba funcionando muy bien cuando tuvimos que cerrar». Destaca que él y su hija fueron «unos valientes» al comenzar su andadura en el mes de octubre. Por eso, se toman este segundo inicio con «toda la ilusión». Durante el pasado mes siguieron trabajando y ofertando comida para llevar y para entregar a domicilio. Hicieron cambios en la carta como incluir pizzas, que «tras ver el éxito que tuvieron», llegaron para quedarse: «Hay que dar cosas nuevas a los clientes». Y para el fin de semana ya tiene reservas: «La gente está deseando venir. Lo entiendo, yo acabo de ir a tomar un café».

En la cafetería Orsay, en la calle Concepción Arenal, Begoña y Eva compartían mesa mientras tomaban un café: «Claro que había ganas de vir e socializar coa xente, que parece que se estaba a perder a empatía. Iso si, hai que vir sempre con sentido», comentaban. Detrás de la barra, Lucía Méndez resaltaba que tiene unos clientes «muy solidarios». La mañana comenzó para ella sin «nada fuera de lo común. Esperando no volver atrás y el trabajo vendrá poco a poco. La gente está respondiendo». Ella también tuvo dudas de si se podría usar la barra o no: «Llamé a la Xunta y tuve que esperar a que lo consultaran, porque ni ellos lo sabían». 

Aun así, por la ciudad se pueden ver locales de hostelería con la verja bajada que antes del cierre de noviembre estaban funcionando.

Concentración para reclamar que no se cobre la cuota de autónomos

Hosteleros se concentran para reclamar la suspensión del cobro de la cuota de autónomos
Hosteleros se concentran para reclamar la suspensión del cobro de la cuota de autónomos

Este viernes se celebró la segunda concentración de las cuatro convocadas para esta semana por un grupo de hosteleros. En la realizada frente a la Dirección Provincial de la Tesorería General da Seguridade Social, los profesionales reclamaban la paralización de las cuotas de autónomos. El sábado tienen previsto manifestarse, a las 12.00 horas, frente a la Agencia Estatal de Administración Tributaria para demandar el «aprazamento ou fraccionamento dos nosos impostos sen recargo ata que poidamos volver a traballar, así como un estudo previo da futura declaración da renda dos nosos empregados en ERTE».

Un hostelero de A Coruña: «Ya tenemos muchas reservas para todo el fin de semana»

F. Brea / E. Silveira
Ángel Quintáns ultimando los detalles para la reapertura de su restaurante
Ángel Quintáns ultimando los detalles para la reapertura de su restaurante

Los profesionales del sector se afanaron en poner sus locales a tono para recibir de nuevo a los clientes

Desde que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, anunció el miércoles que la hostelería podría reabrir sus puertas este viernes, los propietarios de los negocios se pusieron manos a la obra. Pero, por lo que parece, puede merecer la pena, ya que la población tiene ganas de volver a disfrutar de bares y restaurantes.

Una vez que se conoció la noticia los teléfonos comenzaron a sonar, todo para asegurarse el tener una mesa reservada. Lo comentaba el propio miércoles Adrián Felípez, del restaurante Miga, y lo corroboraba ayer Ángel Quintáns desde el Comarea Marina. «Ya tenemos muchas reservas para todo el fin de semana. El miércoles, como aún no estábamos en el restaurante, sé que hubo gente que intentó averiguar mi teléfono personal para hacer la reserva», asegura.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Reabre la hostelería en A Coruña: «El café apetece en taza, no en vaso para llevar»