Vueling afirma tener «la intención de seguir operando» el vuelo de Alvedro a Barcelona

A. G. CH. A CORUÑA

A CORUÑA

Imagen de archivo de un avión de Vueling aterrizando en Alvedro
Imagen de archivo de un avión de Vueling aterrizando en Alvedro CESAR QUIAN

A partir del 11 de enero los billetes al Prat suben hasta los 175 euros, tanto en la ida como en la vuelta

26 nov 2020 . Actualizado a las 09:59 h.

Las consecuencias negativas que sufre el aeropuerto de Alvedro a causa de la crisis sanitarias no cesan. Si hace poco más de una semana se celebraba que el aeródromo coruñés recuperaba el vuelo de las 6.30 horas a Madrid, operado por Iberia, esta semana vuelve a recibir un jarro de agua fría. Se trata de la posibilidad de que Vueling cancele su conexión con Barcelona. No obstante, fuentes municipales aluden al comunicado emitido por la aerolínea en que que afirman tener «la intención de seguir operando» y que se encuentran «revisando la programación de enero y febrero, y vamos a trabajar para mantener la conectividad entre Barcelona y A Coruña».

El escrito remitido por Vueling sostiene, por otra parte, que «se ha de tener en cuenta que dependemos de decisiones sanitarias y de movilidad y de cómo estás afectan a la demanda. Y nosotros estamos tratando de adaptarnos a esas circunstancias de la demanda». Por ello, en la página web se puede comprobar la primera acción ante esta incertidumbre: a partir del 11 de enero, cuando finaliza la campaña navideña, los billetes al Prat suben hasta los 175,49 euros. La diferencia de adquirir el mismo billete para el día anterior es de 77,5 euros y de 143,5 si se hace en sentido contrario. Pese a todo, no supone la suspensión del enlace, como ya ocurre en aeropuertos como el de Vigo, en donde ya no hay oferta disponible en la web.

Hace apenas siete días, el presidente de la Cámara de Comercio de A Coruña, Antonio Couceiro, destacó que «es fundamental recuperar rutas esenciales. No solo con Madrid, sino con el resto de ciudades de España y hub europeos». A pesar de que la movilidad esté restringida, Couceiro resaltó que «los traslados por negocios tienen que seguir produciéndose».