Un semana para llenar Balrial: «La ayuda que estamos recibiendo es bestial»

La crisis por la pandemia ha disparado las solicitudes particulares cerca de un 30 %

banco

«Mientras te estoy respondiendo, puedo ver como ha llegado una furgoneta de una empresa cargada de alimentos», cuenta desde el otro lado del teléfono Conchi Rey, la presidenta del Banco de Alimentos Rías Altas (Balrial). Su SOS ante la falta de stock ha surtido efecto, «la ayuda que estamos recibiendo es bestial», dice abrumada la voluntaria al frente de la entidad que forma de la Federación Española de Bancos de Alimentos.

Desde que empezó la crisis derivada de la pandemia del covid, «y que no se puede disociar del aumento de peticiones», destaca, «12 colectivos han venido a pedirnos comida, algunos de 100 usuarios y otros de más de 300. A título individual, el incremento de personas a las que atendemos ha aumentando cerca de un 30 %», pone en contexto Rey.

Desde el lunes y hasta el domingo día 22 tienen en marcha la campaña Dona en caja, para recaudar fondos. Esta vez no hay que comprar paquetes de arroz o lentejas en súper, sino hacer una aportación monetaria, desde un euro, a tres, cinco... «y de ahí, lo que cada uno pueda aportar». Algo tan sencillo como comunicarlo en la caja cuando se va a pagar. «Los supermercados han puesto en marcha una cuenta donde va lo recaudado. En función de ese fondo, nosotros hacemos los pedidos con lo que más nos urja: leche, pasta, arroz, gallegas, aceite», enumera Conchi.

La llamada a la solidaridad ha provocado que muchos no se conformen con esta aportación y también se desplacen hasta las naves que tienen en Meicende o en el polígono de A Grela a dejarles envases de comida. «No sé si es porque se acerca la Navidad y los sentimientos están más a flor de piel, pero la gente de A Coruña está respondiendo muy bien», continúa. «Desde los supermercados, nos han trasladado que la gente está respondiendo», respira aliviada Conchi.

Un rueda que «nunca paró»

El temor a un desabastecimiento que veían inevitable planea sobre esta campaña. «Ojalá me equivoque, pero creo que esto va a ir a más, cuando se acaben las ayudas y los ERTE... lo tenemos presente», asiente la presidenta del Banco de Alimentos Rías Altas. A pesar de las carencias, prosigue, «no dejamos nunca de dar alimentos, lo que pasa es que los estábamos comprando nosotros y se nos acaban los recursos. Aún así, nuestra rueda no ha parado en ningún momento», destaca Conchi Rey.

banco

Libro solidario

Hasta el próximo lunes no sabrán la cantidad final recaudada, tanto en el banco de A Coruña como en el de Ferrol y Santiago. Las vibraciones, por lo que les trasladan desde las plataformas de alimentación, son buenas. Algo que también perciben en la propia nave, a la que compañías y vecinos se han acercado para dejarles alimentos. Otros, como el profesor y escritor coruñés Carlos Freire, han querido tener también un gesto. «Fago a doazón íntegra das vendas dos primeiros 50 exemplares da miña última novela Unha rosa na solapa ao banco de alimentos Balrial», comunica Freire, que está presentando el libro.

Otro escritor, Carlos Abeledo Maristany, ha decidido hacer lo propio con el poemario Poetas na cociña, en el que participan 12 autores. En este caso, las ventas se destinarán a la Cocina Económica de A Coruña.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un semana para llenar Balrial: «La ayuda que estamos recibiendo es bestial»