La Marea intenta prevenir más fugas tras la marcha de Podemos atacando a Mónica Martínez

El pleno rechaza aplicar el pacto antitransfuguismo a la exconcejala de Ciudadanos


A Coruña

Francisco Jorquera y José Manuel Lage coincidieron ayer en el diagnóstico: los continuos ataques de la Marea contra la exconcejala de Ciudadanos, Mónica Martínez, hoy titular de Deportes, son un intento de prevenir su propia desintegración, que empezó con la decisión de Podemos de no formar parte de su grupo municipal

La Marea llevó al pleno una moción, que fue rechazada, instando a aplicar el pacto antitransfuguismo a Martínez, que entró en el gobierno local unos meses después de dejar Ciudadanos. Su decisión no cambio mayorías ni equilibrios en el pleno, como recordó Lage, pero para la Marea es, dijo su portavoz, María García, «irregular», «escandalosa» y una situación «impropia dun goberno democrático». A esas acusaciones se suman las de las últimas semanas, cuando la Marea incluso acusó a Martínez de «representar» intereses inmobiliarios.

Aunque el Bloque apoyó la moción, Jorquera no tuvo dudas: La Marea «está marcando o territorio ante novas fugas» tras anunciarse la marcha de Podemos.

Jorquera recordó que señalados militantes de las Mareas formaban parte de otros partidos cuando se integraron en esos movimientos. Lage fue más claro y citó al exalcalde de Santiago, Martiño Noriega, que dejó el BNG en pleno ejercicio de sus funciones como regidor de Teo; o el caso de la concejala de Marea Atlántica Silvia Cameán, que dejó Izquierda Unida solo unos días después de las últimas elecciones municipales.

«Montan este espectáculo porque están en descomposición» dijo Lage, que aconsejó a la Marea que no traslade sus problemas internos a la corporación.

El PP se abstuvo. Su portavoz, Rosa Gallego, afirmó que no hay ningún informe que inste a aplicar el pacto antitransfuguismo a la concejala, y recordó a la Marea que hay «asuntos muy importantes de ciudad» sobre los que hablar en plena pandemia.

La Marea tira el último puente con Podemos

Xosé Gago

Desoye el trato de aliado que le da la formación morada y la acusa de transfuguismo, romper la confluencia y deteriorar la confianza ciudadana por su entrada en solitario en el pleno

Para la Marea Atlántica, Podemos alienta en A Coruña «unha nova operación de transfuguismo» y, «lonxe de facer unha análise autocrítica dos resultados das eleccións autonómicas do 12 de xullo -cuando perdió su representación en el Parlamento gallego-, parece querer insistir na ruptura dos espazos de confluencia, a liquidación do capital político acumulado nos últimos anos e o agravamento do deterioro da confianza da cidadanía nos nosos proxectos políticos».

Así reaccionó la coordinadora de la Marea a la decisión de Podemos de que su exsecretaria general, Isabel Faraldo, entre en el Ayuntamiento como concejala no adscrita, sin integrarse en el grupo de la Marea. El objetivo, explicó la propia Faraldo, es que el partido morado tenga voz propia en A Coruña por primera vez.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La Marea intenta prevenir más fugas tras la marcha de Podemos atacando a Mónica Martínez