«Carvalho tiña razón na súa hipótese do galego, o castelán e o portugués»

Un método de José R. Pichel calcula la distancia entre las diferentes lenguas

JOSE RAMON PICHEL Y PAULO GAMALLO
JOSE RAMON PICHEL Y PAULO GAMALLO

redacción / la voz

Los estudios sociolingüísticos, de dialectología, o sobre la historia y evolución de las lenguas, entre otros, pueden beneficiarse ya de un método elaborado por el ingeniero informático José Ramom Pichel, cofundador de la empresa de tecnologías lingüísticas Imaxin Software. Una herramienta que calcula de forma automática la distancia entre las lenguas, y que sirve para investigar entre períodos diversos de una misma lengua o entre idiomas diferentes.

Después de trabajar en el método durante los últimos cuatro años, Pichel sostiene que se evidencia a partir de los datos cómo las lenguas pueden construirse históricamente para divergir o converger con otras, «e poden dar lugar a unha lingua diferente a partir doutra, haxa ou non distancia relevante entre elas». Su tesis doctoral internacional -defendida el 29 de octubre en el campus de San Sebastián, de la Universidad del País Vasco- se titula Medidas de distância entre línguas baseadas em corpus. Aplicação à linguística histórica do galego, português, espanhol e inglês, y se ha utilizado con éxito en 44 lenguas europeas, incluyendo románicas y eslavas, e incluso a aquellas más aisladas, como el vasco. Previamente publicó resultados en revistas de este campo de conocimiento de referencia internacional

Estudió el gallego y su relación con el portugués y con el castellano, y su situación en diversos períodos históricos. «Agora mesmo a súa distancia é moi próxima do castelán e do portugués. O galego que se aprende na escola é o factor que fai que se aproxime máis ao castelán que ao portugués», indica Pichel. En los corpus de la Edad Media y hasta el siglo XV, la distancia entre gallego y portugués es mínima. En textos de Rosalía de Castro y otros del Rexurdimento, el ingeniero informático explica que había bastante distancia entre el gallego con el castellano y con el portugués «polo uso de dialectalismos, vulgarismos e a falta dun estándar culto». Y hoy «a distancia entre o galego escrito coa ortografía da Real Academia Galega e o Instituto da Lingua Galega co castelán é tan pequena que non está moi lonxe da que existe entre variedades dunha mesma lingua, como entre o castelán de España e o da Arxentina», comenta.

A través de su método observó que hay tan poca distancia del gallego respecto del castellano y portugués, que cobra sentido la hipótesis del profesor Carvalho Calero. «Carvalho tiña razón na súa hipótese do galego, o castelán e o portugués. Defendeu que ou facemos un galego con saída internacional a través do portugués, ou o castelán vai esfarelar o galego. Por iso falaba de galego-castelán ou galego-portugués, de que non hai outra alternativa». Así, agrega «denominei o corpus Carvalho, en homenaxe a Carvalho Calero porque con esta investigación, entre outros resultados, comprendemos mellor a partir de datos, a súa hipótese». Su método ha sido aplicado este año, además, por las universidades de Florencia y Siena para estudiar el distanciamiento histórico del italiano medieval.

La tesis de José Pichel la orientaron los docentes Iñaki Alegría, de la Facultad de Ingeniería Informática de la Universidad del País Vasco, y Paulo Gamallo vicedecano de la Facultade de Filoloxía y especialista del Centro de Investigación de Tecnoloxías Intelixentes (Citius), de la USC. Gamallo destaca que este método y sus materiales están en código abierto en Internet, disponibles para todos los interesados a través de la web GitHub. La aplicación muestra, según Paulo Gamallo, que «a distancia é máis pequena entre linguas que historicamente foron consideradas variantes dunha mesma. Por exemplo, o croata respecto ao bosnio e serbio, ou o serbio con respecto ao bosnio ». Las tres son ahora consideradas lenguas diferentes, explica el profesor, pese a partir del serbocroata, estudiada contemporáneamente como una misma lengua por la Lingüística.

La aplicación del método de Jose Ramom Pichel, indica Gamallo, permite también ver cómo se aproximan y se diferencian las lenguas europeas, las más alejadas y otras con un grado de relación mayor. «Por exemplo, xera novos datos sobre a hipótese discutida da relación do éuscaro coas linguas caucásicas, como o xeorxiano; ou as proximidades do maltés, que é unha lingua semítica, variante do árabe, co italiano por ter moitos italianismos, e co inglés, por ser tamén esta lingua cooficial en Malta», agrega Paulo Gamallo.

La tesis fue calificada con «Sobresaliente, mención cum laude y con opción a premio extraordinario». La juzgaron un tribunal formado por Kepa Sarasola, de la Universidad del País Vasco; el brasileño Marcos Zampieri,a del Rochester Institute of Technology de Nueva York; y la profesora portuguesa Rute Costa, de la Universidade Nova de Lisboa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

«Carvalho tiña razón na súa hipótese do galego, o castelán e o portugués»