Las dudas sobre los plazos y la financiación amenazan con retrasar aún más el Novo Chuac

El Ayuntamiento concluye ahora que el convenio con la Xunta «roza a ilegalidade», y esta replica pidiendo «a mesma urxencia» y compromiso que con la intermodal

Chuac
Chuac

A CORUÑA

Dos años se cumplieron el 9 de octubre del anuncio del nuevo hospital público de A Coruña. Dos años a los que, todo apunta, se sumarán más de los previstos antes de ser una realidad. Las dudas sobre la financiación y la reacción del Ayuntamiento, que ha tardado casi seis meses en pronunciarse sobre el convenio con la Xunta para abordar su parte de un proyecto de 400 millones de euros, amenazan ahora con dilatar una infraestructura más que nunca imprescindible. 

Una semana después de que la alcaldesa, Inés Rey, -que desde un inicio defendió la ampliación en su ubicación actual-, asegurase que la firma del acuerdo era «cuestión de semanas», el portavoz del gobierno local, José Manuel Lage, precisó ayer que la propuesta autonómica «non só e mellorable, senón que nalgúns aspectos roza a ilegalidade». Para el edil, es «incompleto e parcial», ya que un acuerdo a dos bandas «non pode recoller só as obrigas dunha das partes» y no especifica ni el proyecto, ni la cuantía ni los plazos en los que la Xunta realizará las obras, pero sí los 22,2 millones que debería aportar María Pita. Lage, que ve firmar la propuesta como extender «un cheque en branco», instó al gobierno gallego a sentarse a negociar «en lugar de facer ruído». «Pretenden que un concello financie a obra dun hospital que é da súa exclusiva competencia», añadió antes de insistir en que «a Xunta pode empezar mañá mesmo» la renovación del Chuac. Es más, María Pita «esixirá» que se haga cuanto antes.

La Xunta apenas tardó dos horas en contestar poniendo de relieve que el Ayuntamiento ha necesitado casi medio año para valorar un documento remitido desde Infraestruturas. «O Goberno galego leva agardando desde o 5 de maio unha resposta oficial do Concello, este retraso contrasta coa axilidade coa que a Administración local tramita o acordo para o impulso da estación intermodal», señalaron desde la Xunta, donde recuerdan que en este caso María Pita apenas tardó 11 días en responder para comprometer una inversión de 14 millones de un proyecto de 80.

El 2024, en el aire

Hasta en dos Orzamentos autonómicos se reservaron partidas para el Novo Chuac con el compromiso de que antes del 2021 se licitaría la redacción del proyecto e incluso se empezaría el primer edificio. Con la pandemia arreciando las fechas previstas pronto se revelaron imposibles y la Administración gallega rectificó: las obras empezarían en el 2024. Pero los plazos peligran mientras no se resuelve si María Pita aporta 22,2 millones para las expropiaciones y los nuevos viales del futuro complejo.

 Para que la obra, una ampliación que duplicará la capacidad actual del hospital, esté en marcha en cuatro años, la tramitación administrativa debería acelerarse a un ritmo improbable para la maquinaria burocrática. Desde mayo, apenas se han realizado más que tres informes municipales que ahora salen a la luz poniendo en duda cuantías, plazos y hasta la base competencial sobre la que justificar la aportación local.

De suscribirse finalmente el convenio, en dos años tendría que aprobarse el proyecto sectorial y al año siguiente completarse las expropiaciones para incorporar 30 parcelas en las que se levantan hasta 19 inmuebles.

La financiación que debería sumar el ejecutivo local ya se deslizó como un posible escollo en mayo, cuando Inés Rey recibió la propuesta de convenio El Ayuntamiento sugirió entonces que tal cantidad podía comprometer las arcas municipales cuando en otras ciudades era la Xunta la que adquiría los terrenos para abordar obras de su competencia. Idéntico argumento, pero en dirección contraria, se esgrime desde el gobierno gallego, que alude al alcalde nacionalista Lores, en Pontevedra, como ejemplo de cooperación en el Montecelo: aporta entre 15 y 20 millones con ayuda de la Diputación para viales y suministros de un hospital de 115 millones. «O convenio limita a contribución a un máximo de 22 millóns para evitar riscos nas arcas municipais derivadas dun posible incremento dos custos dos accesos ou da adquisición dos terreos», apuntan desde Infraestruturas.

Así las cosas, todo indica que podrían reproducirse situaciones conocidas, como la del anterior plan director del Hospital A Coruña, anunciado en 1996, aprobado en 1998, iniciado en el 2000 y que todavía hoy, dos decenios después, está inconcluso. Su penúltima fase ha sido integrada ahora como la fase cero del Novo Chuac. 

La burocracia atasca el Novo Chuac mientras la pandemia continúa avanzando

Xosé Gago
Recreación virtual del Novo Chuac
Recreación virtual del Novo Chuac

El proyecto está parado desde mayo, a la espera de que se resuelva la financiación de los accesos, que la Xunta prevé que haga el Ayuntamiento por 22,2 millones

Un 5 % separa a Xunta y Ayuntamiento en el proyecto del Novo Chuac, el futuro hospital de la ciudad. El Gobierno gallego planteó su construcción antes de la pandemia, pero el coronavirus ha demostrado la necesidad de ampliar las infraestructuras sanitarias de la ciudad. Eso defiende la Consellería de Sanidade, que durante el estado de alarma llegó a levantar un hospital de campaña en Expocoruña por si las instalaciones del Chuac colapsaban.

De acuerdo a los planes de la Xunta, el Novo Chuac será un hospital espejo del actual que multiplicará su superficie por más de dos. La obra requerirá una inversión de 400 millones. De esa cantidad, el Ayuntamiento aportaría 22,2 millones para las expropiaciones y la construcción de los accesos. Así lo indica la propuesta de acuerdo que el Gobierno gallego remitió a María Pita en mayo, tras la reunión que responsables del Sergas mantuvieron con la alcaldesa Inés Rey, y el edil de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, el día 6 de aquel mes.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las dudas sobre los plazos y la financiación amenazan con retrasar aún más el Novo Chuac