El informe ambiental del tren a Langosteira, en riesgo de caducar por el retraso de la obra

Xosé Vázquez Gago
Xosé Gago A CORUÑA

A CORUÑA

CESAR QUIAN

Hacer el estudio llevó más de tres años, y expirará en ocho meses si Fomento no lo impide

24 oct 2020 . Actualizado a las 20:59 h.

Los años de retraso que acumula la obra de punta Langosteira amenazan con invalidar el trabajo hecho hasta ahora. El próximo 26 de junio, dentro de ocho meses, caducará el informe de impacto ambiental de la obra, que fue publicado en el BOE del 26 de junio del 2017. La redacción del informe llevó a la Administración del Estado más de tres años de trabajo -el trámite se inició el 26 de marzo del 2012-, que pueden ser inútiles si el Ministerio de Fomento, que fue el promotor del proyecto, no lo remedia.

El ministerio podría poner en marcha la obra, incluida en el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte aprobado en julio del 2005, lo que da una idea del retraso que acumula. De hecho, el ADIF anunció a principios de marzo del 2019 que licitaría los trabajos antes del ecuador de ese año, pero no ha sido así.

La otra opción que tiene Fomento es pedir a Medio Ambiente una prórroga del análisis. En ese caso, el informe seguiría siendo válido dos años más, hasta el 26 de junio del 2023. Si ese plazo llega a cumplirse sin que hayan arrancado las obras será necesario volver a hacer desde cero el informe de impacto ambiental.