La factura del covid en María Pita ya supera la de construir el Ágora

El gasto de emergencia supera los 3,1 millones y el plan de reactivación pasa de 13,2

A. Chouciño
A Coruña

Mascarillas, gel hidroalcohólico, guantes, mamparas, equipos de desinfección para vehículos, más personal funcionario, refuerzos a los programas de ayuda social. Esos son solo parte de los gastos extraordinarios que ha tenido que afrontar el Ayuntamiento desde que comenzó la pandemia del coronavirus. Hasta la fecha, ese esfuerzo ha costado más de 3,1 millones a las arcas municipales. Con esa cifra, que sigue aumentando, se podría humanizar ocho veces la calle Compostela, en la que el Ayuntamiento prevé invertir 400.000 euros para mejorar todos los servicios y cambiar el pavimento y el mobiliario de la vía para darle uso peatonal.

A esos 3,1 millones habría que sumar además los 13,2 del plan de reactivación económica (Presco) que el gobierno local puso en marcha con respaldo de todos los grupos municipales para contrarrestar los efectos de la pandemia en la economía local.

En conjunto, esos 16,4 millones suponen el mayor desembolso puntual del Ayuntamiento en décadas. Baste señalar que en el 2007-2011 se dedicaron 14 millones a levantar el Ágora, y entre el 2011-2015 las obras del túnel de la Marina costaron 12 millones.

El edil de Facenda, José Manuel Lage, señaló que «o goberno de Inés Rey destinou todos os seus recursos humanos e materiais a facer fronte aos efectos da pandemia, que trastocou a folla de ruta que tiñamos». Lage añadió que «a situación demandará de nós un esforzo especial no 2021, a crise que se vislumbra será dura e o Concello terá que ser áxil e eficaz para respostar aos retos». Para ello prevén «centrarse na reactivación da economía e na axuda a quen estea ou caia nunha situación de risco». 

Respuesta ante la emergencia

En su mayor parte, los gastos por 3,1 millones sirvieron para dar respuesta directa al avance del virus. Se firmaron por ejemplo 18 contratos de suministro de mascarillas, entre ellos uno de 23.800 euros para la adquisición de 10.000 protecciones FFP2 para el personal del Ayuntamiento. En otros casos se optó por mascarillas quirúrgicas o por modelos lavables, que fueron facilitadas al personal de bomberos.

También se ha invertido en dispensadores de gel hidroalcohólico o en mamparas. Las de los Centro de Orientación Familiar y los centros cívicos de Elviña y Sagrada costaron unos 1.200 euros.

No solo se compró material de protección, también fue necesario preparar la ciudad para la pandemia. Se hizo por ejemplo un desembolso de 43.000 euros para el control de los accesos las playas, que incluyó sistemas informáticos de control de aforo.

Una cantidad similar, 44.700 euros, se destinó al alquiler de material de señalización para ampliar las zonas peatonales en distintas vías de la ciudad como los Cantones, el paseo marítimo o el entorno de Cuatro Caminos. 

Más inversión en ayuda social

Otro desembolso llegó por la organización de los campamentos municipales, que se reforzaron hasta las 7.500 plazas para facilitar la conciliación de las familias, en un inicio de verano que coincidió con la vuelta a la actividad tras terminar el confinamiento.

Pero el grueso de los fondos se destinó a ampliar las ayudas sociales. Desde marzo se firmaron decenas de resoluciones que permitieron incrementar los fondos disponibles para las ayudas de emergencia, destinadas a familias con problemas para pagar el alquiler o comprar alimentos. También se destinaron más de 420.000 euros al albergue para sin techo de Riazor, que cerró en mayo tras lo peor de la pandemia.

Uno de los desembolsos más importantes, de 540.000 euros, fue necesario para contratar personal interino que reforzase los servicios sociales y otros departamentos municipales, que se enfrentaron a un brusco aumento de las solicitudes de ayuda, información u otros trámites.

El aumento de la demanda de ayudas sociales se detectó pocas semanas después de empezar el confinamiento y en los gastos municipales se reflejó en el citado aumento de las ayudas de emergencia registrado mes a mes, y también en otra resolución que permitió movilizar 365.000 euros para ayudas a familias en situación vulnerable.

Más de 20.000 descargas de bonos Presco para ayudar al comercio y la hostelería de A Coruña

La Voz

El número de comerciantes que descargaron la aplicación asciende a 2.000

Un total de 20.600 personas descargaron alguno de los tres tipos de bonos del Plan de Reactivación Económica e Social da Coruña (Presco) puesto en marcha por el Ayuntamiento de A Coruña para afrontar las consecuencias del covid-19 y ayudar al comercio, la hostelería y las micropymes de la ciudad. Además, el número de comerciantes que descargaron la aplicación asciende a 2.000.

La alcaldesa, Inés Rey, destacó que las ayudas habilitadas a través de los bonos están teniendo una gran acogida tanto entre los ciudadanos como en los sectores que pueden hacer uso de ellas. «Puxémos en marcha esta iniciativa pioneira para incentivar a actividade económica no pequeno comercio, na hostalería e no sector cultural», señaló la regidora, y recordó que el Ayuntamiento destinó más de 13 millones de euros a reactivar la economía «porque sabiamos que era o momento de estar preto da xente e das súas necesidades».

Seguir leyendo

Cuarto día de subida de los casos activos y tres pacientes más en la uci del Chuac

Los casos activos vuelve a subir en el área sanitaria de A Coruña-Cee, que ya sobrepasa de nuevo los 800 enfermos. Ayer el balance de Sanidade reflejó 23 personas más de covid-19, y el total se sitúa en 807. Además, aumentaron las nuevas infecciones detectadas, ya que se dieron 34 altas, de modo que desde el viernes las 1.304 pruebas PCR realizadas sacaron a la luz 57 contagiados (el viernes fueron 58, el jueves fueron 46 y el miércoles 50).

Además aumentaron los pacientes ingresados, que pasan de 47 a 48. En el Chuac entraron tres personas en la uci, con lo que ya hay cinco. En planta siguen 40. Además, hay otro paciente crítico en el HM Modelo, y un nuevo positivo en planta. En el Virxe da Xunqueira tratan a otra persona en planta. En sus domicilios, aislados, hay 759 infectados.

Pocos movimientos en las residencias. Sanidade comunica un alta en uno de los empleados de la Residencia DomusVi Coruña, en Oleiros, por lo que solo les queda un trabajador y tres usuarios con el virus. El resto de residencias mantienen el mismo número que días anteriores. Ballesol sigue con el mayor número de casos, con siete empleados y tres usuarios infectados. La residencia Torrente Ballester también continúa con cinco personas enfermas entre su plantilla.

En la zona hay 48 centros educativos afectados, dos más que el viernes. Son el Vicente Otero Valcárcel de Carral, con un caso, y el colegio British Royal School de Culleredo, con otro. Además, la dirección del Santa María del Mar comunicó que un profesor de infantil ha dado positivo, por lo que pidió a los padres que no lleven a los niños al centro, a la espera de órdenes de Sanidade.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La factura del covid en María Pita ya supera la de construir el Ágora