La familia de Diego Bello pedirá ayuda a la valedora do pobo

la Voz A CORUÑA

A CORUÑA

Fotografía de Diego Bello cedida por sus allegados
Fotografía de Diego Bello cedida por sus allegados

María Dolores Fernández recibirá este jueves a la familia, que le mostrará el informe que prueba que el empresario coruñés fue asesinado

08 oct 2020 . Actualizado a las 09:25 h.

Los padres de Diego Bello, el coruñés de 32 años abatido por la policía filipina, se reunirán este jueves con la Valedora do Pobo, María Dolores Fernández Galiño, para pedirle «ayuda» con el fin de que «se castigue» a los responsables de su «asesinato», el día que se cumplen nueve meses de su muerte, informa la Plataforma «Xustiza para Diego».

En el encuentro, que tendrá lugar al mediodía, le entregarán el informe de la Comisión de Derechos Humanos de Filipinas, publicado el pasado mes de agosto, en el que se llega a la conclusión de que la policía «disparó deliberadamente a matar» al joven empresario y se rechaza que la actuación fuese en «legítima defensa». Después de que la Audiencia Nacional rechazase investigar el caso por considerar que no le compete, la familia de Bello Lafuente recurre a la Valedora do Pobo para denunciar que «después de nueve meses de la muerte de Diego, sus asesinos, funcionarios policiales de la República Filipina, siguen en sus puestos de trabajo».

Además, desde el entorno familiar no entienden que el Gobierno de España, que mantiene relaciones diplomáticas con el país asiático, «no haya conseguido» hacer justicia a pesar de que las pruebas de que fue «una ejecución» son «cada vez más evidentes», aseguran. En esta línea, piden el amparo de María Dolores Fernández Galiño para comprobar si «a través» de ella, el Gobierno actúa «de manera efectiva» para que «se castigue el asesinato» del coruñés.

Diego Bello en la playa de Barrañan

El Ayuntamiento de A Coruña estudia presentar una denuncia en Filipinas por la muerte de Diego Bello

Alberto Mahía

La familia de Diego Bello, el joven empresario coruñés asesinado a manos de la policía filipina en enero, se reunió este martes con la alcaldesa, Inés Rey, para agradecerle que el pleno municipal aprobase una declaración institucional en la que solicitaban que se hiciese justicia.

La regidora se interesó por las acciones llevadas a cabo en las últimas semanas tras conocerse ese informe «demoledor» de la ONU en el que se ratifica lo que ya era sabido por todos, que Diego fue asesinado de forma cruel y premeditada por la por la policía filipina.

Seguir leyendo