Así te «despluman» los ladrones con el timo del billete

Actúan en los locales de A Coruña aprovechando los momentos de mayor aglomeración de clientes

Mercado de la plaza de Lugo en A Coruña
Mercado de la plaza de Lugo en A Coruña

A Coruña / La Voz

El pasado miércoles, tres mujeres intentaron estafar a una pescantina de la plaza de Lugo con el denominado timo del billete o de la registradora. Está demostrado que los ladrones preparan el engaño «de forma rigurosa», explica un agente de la Policía Nacional experto en este tipo de delitos. Sobre todo, seleccionan fechas y horarios: «Escogen las temporadas y los momentos en que los negocios tienen mayor afluencia de clientes», especifica.

Así, las épocas en las que se producen más timos son las Navidades y los meses de verano, «cuando en los locales hay más aglomeraciones». Y en cuanto a las horas, prefieren «las del mediodía y las de media tarde». Las multitudes son sus aliadas, ya que los cobradores están más apurados.

Los timadores utilizan dos fórmulas para perpetrar la estafa: «Acuden con un billete grande e intentan que se lo cambien por otros de menor importe», indica este experto. Si no funciona esta treta, ponen en marcha la segunda opción: «No tienen problema en pedir una consumición o adquirir productos que se vendan en el local». 

Volver loco al cobrador

Es entonces cuando pagan «y tratan de volver loco al cobrador». Su primera opción es decir que tienen el precio justo, y piden que le devuelvan el billete y que ellos le reintegrarán el cambio. «Y aquí está la trampa, porque sus habilidades le permiten quedarse sutilmente con parte del dinero que tienen que devolver». También pueden utilizar la artimaña de darle unas monedas para que la devolución del cambio sea más fácil, «y en ese intercambio, con el cobrador desquiciado y con la prisa de atender a otros clientes, los timadores se salen con la suya».

Esta argucia fue la utilizada, hace un tiempo, con un pescadero de la plaza de Lugo: «Fue un sábado, y en verano», cuenta. El mercado estaba lleno y en el puesto había cola. «El hombre comenzó a marearme con tantos cambios y al final me di cuenta de que me había timado 50 euros y se llevó el pescado»

La esquina del papel moneda

El experto de la Policía Nacional indica que hay estafadores «profesionales» que practican otro timo en pareja. Seleccionan como escenario cafeterías, «pero siempre y cuando estén llenas, que los camareros estén muy ajetreados». Antes de entrar le cortan la esquina a un billete, generalmente de 50 euros», uno se queda con la parte grande y el otro con el trozo. Se colocan en lugares distintos del establecimiento «como si no se conociesen» y cada uno pide una consumición.El que lleva el billete paga y recibe el cambio. Al cabo de unos minutos, su compinche también pide la cuenta y paga con un billete menor a 50 euros. El camarero le trae el cambio, pero el estafador no está de acuerdo porque le asegura que le había dado 50 euros. «Le dice que está seguro de ello porque cuando lo sacó de la cartera le rompió una esquina, y que vaya a mirar a la caja».Al empleado le entran dudas y decide ir a la registradora a mirar la recaudación. Y efectivamente, allí hay un billete de 50 euros sin una de sus esquinas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Así te «despluman» los ladrones con el timo del billete