De Chile a Monte Alto con pizzas rectangulares

Claudia y Dani triunfaron en el cono sur con un original formato del plato italiano y tras mudarse a Galicia abrieron un local a un paso de la calle de la Torre


Existe una conexión entre Santiago de Chile y el distrito coruñés del 15002. Desde el 2013 al 2017 funcionó en el centro de la capital chilena un local que servía pizzas individuales rectangulares. Estaba ubicado en la zona de Santa Filomena y durante aquellos años fue muy popular y contaba con una clientela fiel. Ahora, para encontrar esas pizzas no circulares no hace falta viajar, basta con acercarse a la calle Cabo Ponte Anido o pedirla a domicilio. «Tenemos vínculos familiares con Galicia. Siempre nos encantó esta ciudad, la tranquilidad, la gente... Decidimos quedarnos aquí y abrir un negocio similar al otro lado del charco», comenta Claudia. Ella y su pareja, Dani, están al frente del Santa Filomena 15002. Lo de la forma de las pizzas tiene una explicación poco compleja, aunque con algún matiz curioso. «Por nada en particular. Digamos que se adapta mejor a la tabla que utilizamos y encaja mejor en las mesas. Además, una individual redondita se ve más pequeña que la rectangular aunque lleven la misma masa», argumentan. Es el efecto óptico aplicado a una simple pizza. Claudia apunta que las masas son artesanales y con ello consiguen que sean esponjosas, finas y crujientes. «Y las hacemos a la piedra, que le da un toque diferente», afirma. Como todos, lo pasaron mal con el confinamiento, y ahora van remontando con un aforo menor que se compensa con el servicio a domicilio. En Monte Alto encontraron la cuadratura del círculo. La forma de los ingredientes es la tradicional.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

De Chile a Monte Alto con pizzas rectangulares