Los centros educativos de A Coruña solicitan instrucciones oficiales para adaptar sus instalaciones

La instalación de mamparas no soluciona los problemas de espacio en varios institutos


A Coruña

En apenas una semana, el panorama de los centros de secundaria, bachillerato y FP ha cambiado por completo. En primer lugar, la fecha de regreso a las aulas, pues ya no será el 16 de septiembre, tal y como estaba previsto, si no a partir del 23 escalonadamente. Tampoco será la distancia entre pupitres de metro y medio, como sí aparecía en la última modificación del protocolo de la Xunta del 31 de agosto. En su defecto, la separación entre el alumnado en las aulas estará en el metro, y se complementará con la instalación de mamparas interpersonales. Sin embargo, y según indica Mateo Torres, director del IES Rafael Dieste, la Consellería de Educación no ha publicado todavía ninguna instrucción oficial.

Los centros del área de A Coruña planean la vuelta a las aulas por tercera vez. Una adaptación de espacios que se complica para los centros más veteranos, como es el caso del IES Agra do Orzán. Así lo explica su director, Diego Taboada: «No es nada fácil. Ni con la instalación de mamparas conseguimos reducir el número de alumnos por aula». El centro solicitó la semana pasada más profesores para poder atender los desdobles de los grupos que aparecían nuevas a causa de la distancia de metro y medio entre escolares. «El jueves a las 21.00 horas me llaman diciendo que no es viable», apunta Taboada. En ese momento, se instó al centro a agrupar más a los alumnos para no desdoblar cursos, y así reducir la contratación de personal docente con la instalación de las mamparas. Sin embargo, en su caso, «ni con mamparas ni sin ellas» consiguen espacio para nuevas plazas en las aulas. En la nueva propuesta, han solicitado a 7 profesores más para cubrir los desdobles que se estiman. «Si no nos los dan, tendrá que venir un técnico a medir», indica Taboada.

A Diego Taboada le preocupa también la legalidad de esta nueva norma: «Nadie habla sobre la seguridad de la instalación de mamparas. De las medidas, de los grosores... A mí ya me han llegado correos de 20 empresas diferentes ofreciéndome para el centro sus mamparas».

Cansados de hacer y rehacer, desde el IES Agra do Orzán esperarán a que acepten esta nueva propuesta de 7 profesores más —la única posible para ellos, insiste Taboada— para volver a organizar el centro. «Así no podemos trabajar». Taboada explica que, en teoría, deberían haber recibido noticias de la Xunta ayer. De todos modos, «ya vamos tarde». «Ya veía difícil y compleja la incorporación a los centros de secundaria para el día 16. Ahora el 23 también me parece precipitado», agrega. La mayoría de los centros que tengan que instalar las mamparas estarán a la espera de que todo el material llegue a tiempo.

En el IES Rafael Dieste, y tras reducir la distancia entre pupitres a un metro, prescindirán de algunos de los desdobles y solicitarán la contratación de dos profesores. Antes, las necesidades del centro ascendían a 6 docentes. Sin embargo, según explica Mateo Torres, director del instituto, esta asignación entraría dentro del cupo habitual. «A efectos prácticos, estamos haciendo los mismos desdobles que haríamos en otras circunstancias», comenta.

Por el momento, no saben si finalmente le concederán a los dos nuevos profesores. No obstante, tienen la palabra «de que sí» por parte del inspector que acudió al centro. Pero hasta que tengan la confirmación oficial no volverán a reorganizar nada. La mayor preocupación de Mateo Torres se centra en la tardanza que se pueda dar en la llegada de los suministro, especialmente de las mamparas. Una solución que tampoco resuelve grandes problemas de espacio en el caso del IES Rafael Dieste, tan solo en dos o tres puestos, según indica Torres. «A veces no son útiles», continúa.

«Hasta que no tenga la certeza de que es la norma definitiva, no voy a organizar nada»

«Hemos hecho un trabajo que finalmente hemos tenido que deshacer». Así lo explica Mateo Torres, el director del IES Rafal Dieste, tras las últimas modificaciones de los protocolos para la adaptación de los centros educativos. Ahora, el equipo directivo de cada uno de ellos se enfrenta a un nuevo panorama de actuación, el tercero ya en los últimos dos meses.

El pasado jueves, los institutos recibieron la llamada de Inspección en la que se les comunicaba que la distancia entre pupitres ya no sería de metro y medio y pasaría al metro. En su lugar, se instalarían mamparas en las aulas para garantizar la seguridad de los escolares. No obstante, la Consellería de Educación no ha publicado ninguna instrucción oficial en la que aparezca recogida esta nueva medida. Una razón más para que los centros aguarden a adaptar sus espacios hasta que se confirme la norma.

Los equipos directivos de cada centro han visto cómo se prolongaban sus jornadas de mañana, tarde y fin de semana. Por esa razón, no van a reorganizar ni las líneas por cada uno de los cursos, ni los horarios ni la adaptación de los espacios hasta que la Consellería acepte sus propuestas. «Hasta que no tenga la certeza de que es la norma definitiva, no voy a organizar nada», indica Diego Taboada, directores del IES Agra do Orzán.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los centros educativos de A Coruña solicitan instrucciones oficiales para adaptar sus instalaciones