PP y BNG censuran la parálisis de las Escolas Deportivas y el ejecutivo local remite a la Xunta

Por primera vez no abrirán sus puertas en octubre

nenos

a coruña / la voz

«Por primera vez en sus muchos años de historia, las Escolas Deportivas municipales no comenzarán su actividad a principios de octubre», denuncia el grupo municipal del PP. Una consecuencia de la pandemia del covid-19 que los populares atribuyen a la «ineficacia del gobierno local».

Desde el ejecutivo que dirige la socialista Inés Rey, apunta en su nota de prensa el popular Roberto García, les han trasladado que todavía no hay «un protocolo sanitario preventivo para el comienzo de las mismas», y no saben cuándo arrancarán.

Una situación con consecuencias en la esfera deportiva y en la laboral. «Varios trabajadores se encuentran en un ERTE al haber finalizado el anterior contrato antes del verano y sin adjudicarse el nuevo», censuran.

Desde el BNG también han mostrado su preocupación. «O servizo está a prestalo en precario Amartya e a lentitude na tramitación da nova concesión introduce incerteza, singularmente no cadro de persoal», resalta el portavoz de los nacionalistas en María Pita, Francisco Jorquera.

Al respecto, el Bloque insistió en que, ante esta coyuntura, «aproveitar o escenario de vencemento da concesión de varias instalacións municipais para apostar por un modelo de xestión directa por parte do Concello». Tras la petición, «acordouse encargar un informe para estudar a viabilidade desta cuestión», dice el BNG.

Ante las críticas, desde el gobierno local responden que «sí que se iniciarán, pero depende de las restricciones de la Xunta. Hay actividades que no se pueden hacer», insisten.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

PP y BNG censuran la parálisis de las Escolas Deportivas y el ejecutivo local remite a la Xunta