Victoria Bonome: «Ahora yo busco a los pacientes y no ellos a mí»

Esta doctora defiende el papel de los centros médicos en la lucha del covid


a coruña

La atención telefónica ha hecho que su trabajo se haya vuelto casi invisible pero esencial en esta lucha contra el covid-19. La atención primaria es el primer pilar para detectar todos los nuevos positivos y controlar su estado de salud mientras guardan la cuarentena. «Nuestra labor es fundamental, junto con urgencias. Ahora con el coronavirus se ha vuelto primordial», destaca Victoria Bonome, doctora en el centro médico de Matogrande.

Actualmente vive de nuevo semanas de mucha intensidad después de una breve tregua del virus en la ciudad herculina. «Estamos con una carga laboral enorme. Hay personal que está de vacaciones y para mala suerte otros están de baja», comenta Bonome.

En este ambulatorio trabajan por la tarde cuatro personas de las seis plazas que disponen. De hecho, una de sus compañeras llegó a sufrir un ictus y ahora se encuentra en casa recuperándose. Por otra parte, la sanitaria indica que «no hay recambios para la gente que se jubila porque la media de titulares es gente de cierta edad. Los que aprueban no tienen estas plazas. A esto hay que sumarle que el virus está en progresión ascendente y la carga de trabajo es muy grande».

No obstante, la consulta telefónica ha servido para aliviar un poco la presión que viven día a día y para evitar la aglomeración de pacientes en el centro de salud. «Entiendo que la gente quiera venir, pero esto hace que estén más protegidos a posibles contagios. Los casos que precisan de una atención presencial se siguen realizando con todas las precauciones», señala Bonome.

Seguimiento de los contactos

Su gran frente de batalla ahora es controlar a todos los posibles contactos en la ciudad. «Pasas de tener una lista de 30 personas a una de 38», explica Bonome. «Las circunstancias son las que son y las hay que asumir», aclara ante este aumento en la cifra de pacientes que tiene cada médico. Esto hace que estén más horas de las que les toca. «Hay que hacer los seguimientos de todos los positivos que hay. Es un paciente al cual yo busco y no que me busque él a mí», añade. Dentro de esas funciones tienen que controlar que los positivos no salgan de su hogar y cumplan con el confinamiento. «Toda esa función la hace un médico de primaria. El problema es cuando ya tratas con pacientes que no son tuyos y no conoces. Ahí cuesta más convencerlos», dice Bonome.

Este hecho causa que en ocasiones las citas no se realicen en su hora prevista. En este sentido, los sanitarios lamentan que muchos ciudadanos no vean esta parte casi oculta en su rutina laboral y contesten de una forma más agresiva: «Algunos pacientes se incomodan porque en primer lugar no le dejan venir de forma presencial. Luego hay gente que se le llama y comunica el teléfono. Por eso procuro llamarlos varias veces».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Victoria Bonome: «Ahora yo busco a los pacientes y no ellos a mí»