Así se distribuyen los casos de covid en A Coruña y su área

En la ciudad hay 262 casos, Arteixo, Culleredo y Oleiros tienen más de 10. La aparición de más focos, uno de ellos en la lonja con al menos tres personas infectadas, y el aumento de los contagios llevan a la Xunta a reforzar sus equipos de diagnóstico con un nuevo autocovid en el Ventorrillo

El nuevo punto de diagnóstico rápido comenzó a funcionar el lunes por la tarde en la parte trasera del centro de especialidades del Ventorrillo
El nuevo punto de diagnóstico rápido comenzó a funcionar el lunes por la tarde en la parte trasera del centro de especialidades del Ventorrillo
D.Vázquez
A Coruña

El crecimiento de casos de covid sigue imparable en el área sanitaria de A Coruña y Cee. Este lunes se contabilizaron 69 nuevos contagios, lo que elevó la cifra total a 371. También aumentaron los hospitalizados, y ya son 16 las personas ingresadas en el Chuac, una en cuidados intensivos.

El municipio más afectado es A Coruña, donde se han confirmado 262 casos activos y hay 545 personas en seguimiento por haber tenido contacto estrecho con contagiados. Por detrás se sitúan Arteixo (18 casos y 64 contactos), Culleredo (15/58) y Oleiros (13/54). No llegan a la decena Cambre (8/40), Abegondo (2/13) y Sada (2/10). En Bergondo no hay infectados, pero sí tres contactos. Los datos de Carral no han trascendido, porque fue el único Ayuntamiento que no asistió a la reunión convocada por la Consellería de Sanidade con los regidores del área para analizar la evolución de la pandemia.

 

A pesar de los insistentes rumores que se produjeron durante toda la tarde de ayer sobre la posibilidad de que se apliquen restricciones a la movilidad o incluso un confinamiento reducido en la zona, los regidores asistentes a la reunión afirmaron que en ningún momento se trató esa cuestión ni se hicieron previsiones para aplicar medidas de ese tipo. La decisión, en un sentido u otro, la tomará mañana el comité técnico de la Xunta, pero el propio conselleiro dijo el viernes, cuando anunció las primeras restricciones, que «a mobilidade sempre é a última posibilidade, porque é un dereito fundamental que queremos respectar».

Almuiña facilitó datos a los regidores sobre la situación del virus, e insistió en la necesidad de lograr una buena coordinación entre todas las instituciones para «conseguir unha detección e diagnóstico precoz de posibles novos contaxios, e frear así a expansión do virus». A la vista de la evolución de los datos desde el viernes, con más de 180 contagios confirmados, el alcalde de Sada, Benito Portela (Sadamaioría), afirmó que «enténdese a premura do que pasou», en referencia a las medidas que aprobó Sanidade esa mañana para limitar las actividades públicas y el ocio nocturno.

El crecimiento de los casos activos ha llevado al Sergas a activar una segunda unidad de diagnóstico rápido, llamado covidauto, en la parte trasera del centro de especialidades del Ventorrillo. El dispositivo, para el que se requiere cita previa, empezó a funcionar este lunes por la tarde. Sanidade insistió en que todas las personas que tengan síntomas, hayan estado en contacto con un positivo, o frecuenten lugares donde se hayan detectados casos, «se poñan en contacto co seu médico de Atención Primaria».

Un nuevo foco en A Coruña

Un brote con al menos tres infectados de covid-19 ha aparecido en el puerto de A Coruña. Son trabajadores de una empresa de exportación e importación de pescado y marisco que tiene sus instalaciones en la lonja de Linares Rivas. En la rula tiene la sala de sucios, donde recepciona el pescado que compra diariamente en las subastas y donde se evisceran las capturas, y el local de limpios, donde se prepara y se envasa el pescado para su distribución. También la administración de la firma se encuentra en la primera planta de la lonja. Nada más conocerse el primer caso, los responsables de la empresa decidieron poner en cuarentena a toda su plantilla, unas veinte personas, y precintar las instalaciones para llevar a cabo una desinfección total, indicaron fuentes del sector.

 

Durante los días que duró la tarea de esterilización, la recepción y preparación del pescado se hizo en unas instalaciones distintas y a cargo de trabajadores contratados para ese fin, «aunque fueron muchos los compañeros del sector que les ayudaron», indicaron las mismas fuentes. Una vez culminada la desinfección, la compañía volvió a abrir sus puertas y está desarrollando su actividad con normalidad. También está funcionando sin problemas la lonja coruñesa y todos sus usuarios, subastadores, exportadores, carretilleros y técnicos de la fábrica de hielo del muelle del Este.

Entre ayer y hoy llegarán a los muelles pesqueros de A Coruña «una docena de boniteros, que subastarán sus capturas en Linares Rivas», y también está prevista la venta de las descargas de los cerqueros, los barcos de arrastre de litoral, del pescado procedente del Gran Sol y las capturas de las embarcaciones de bajura.

Los responsables de la rula de Linares Rivas exigen el cumplimiento de la normativa y de los preceptos que rigen para luchar contra el coronavirus. Los usuarios tienen que pasar un control de temperatura, y si los resultados no son normales no pueden acceder al interior. Otra de las exigencias es el uso de las mascarillas «en todas las áreas de las instalaciones», tanto en las salas de subasta como en las de tratamiento del pescado y del marisco, en los pasillos, muelles de carga de camiones y en las oficinas.

Los responsables de la lonja también controlan el aforo, «y no puede exceder del 50 %», indicaron las mismas fuentes. Y desinfectan diariamente las instalaciones y las áreas anexas a la rula.

La tranquilidad es absoluta en el muelle: «El virus lo puede coger cualquiera, a pesar de cumplir con los protocolos de seguridad», dijeron miembros de la comunidad. Eso sí, «no podemos bajar la guardia», subrayaron. 

Sanciones en Cambre

Ante el aumento de casos, también los concellos han reforzado sus controles. La Policía Local de Cambre, por ejemplo, denunció a siete personas y apercibió a un local por vulnerar las normas de seguridad frente al virus. El establecimiento seguía abierto más allá de la hora reglada de cierre. Los siete particulares, todos ellos jóvenes que se encontraban formado grupos, fueron sancionados por no utilizar mascarilla.

Los hosteleros de A Coruña recurrirán a la Justicia para que se suspendan las restricciones impuestas por la Xunta

F. Brea

Basándose en la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, esperan lograr una suspensión cautelar ya que el fin de semana «fue muy malo»

El fin de semana para los hosteleros coruñeses ha sido «un desastre» afirma el presidente del la Asociación de Hostelería de A Coruña. Después de las medidas restrictivas adoptadas por la Xunta, las terrazas han estado vacías «y esto no puede ser». Por ello, van a presentar un recurso en el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia para intentar que se suspendan de forma cautelar las restricciones, basándose en la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

«No se nos puede criminalizar», explica Cañete, quien afirma que «no somos los culpables de la situación, porque cumplimos con todo lo que nos piden. Habíamos pensado esperar estos cinco días, pero el fin de semana fue muy malo».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Así se distribuyen los casos de covid en A Coruña y su área