Barral pide fondos para costear el protocolo de Educación

La alcaldesa expresó su malestar por las medidas y el escaso material de protección remitido por la Xunta


betanzos / la voz

Betanzos se sumó este fin de semana a las críticas ya lanzadas por concellos como Cambre para asumir el cumplimiento del protocolo impuesto por la Xunta para el próximo curso escolar debido a la pandemia. La alcaldesa, María Barral, indicó que las medidas indicadas por Educación son «inasumibles y difíciles de cumplir» para un centro como el Vales Villamarín en el que cursan un millar de alumnos. Pese a ello avanzó que, junto con la dirección del centro y el APA, con quien ya se reunió, se intentará cumplir con las medidas de seguridad. «Eso no quita para que mostremos nuestro malestar por la situación. Unos hacen el protocolo y otros, aún sin competencias ni partidas económicas para ello, tenemos que buscarnos la vida para llevarlo a cabo», indicó la regidora.

En este sentido, reconoció que para cumplir el protocolo habrá que adecuar las instalaciones escolares, una cuestión que tendrá que asumir el Concello, pese, recuerda, «no ser una competencia propia». No se han cuantificado los gastos, pero indicó que «habrá que señalizar, instalar dispensadores de gel hidroalcohólico, separar aulas en infantil para que cada una sea independiente de la otra y cuenten con baño propio; reformar las entradas e instalar un nuevo portalón automático con un coste, por ejemplo, que supera los 5.000 euros; o realizar la limpieza, tres veces cada jornada, con medios municipales».

Para Barral, sobre todo después de que la Fegamp les confirmara que no va a realizar aportaciones extra a los municipios, debería la Xunta derivar parte de los fondos que le remite el Estado para educación. También fue crítica con el escaso material de protección remitido, unas 100 mascarillas. La regidora, que anunció reuniones sectoriales, para avanzar en otros aspectos del protocolo, indicó que lo que se cambiará tanto la entrada como la salida de alumnos, en relación a la etapa precovid, restringiendo, por ejemplo, los accesos por el Camiño do Carregal (justo la zona delante del colegio).

Comedor en dos turnos y ocupando el salón de actos

Desde el Concello se estima que en cuanto al comedor todo a punta a que habrá «dos turnos para dar cobertura a los más de 325 alumnos y alumnas y mantener las medidas de seguridad establecidas por Educación, si bien aún se está estudiando».

En este sentido, se considera que con el espacio que hay disponible a día de hoy es imposible «mantener una distancia de 1,5 metros entre alumnos, por lo que se ocupará todo el salón de actos». Esta situación obligará a adquirir nuevo mobiliario. En primaria, los alumnos más pequeños comerían en un hipotético «primer turno, de dos a tres de la tarde; y los alumnos de los últimos ciclos de primaria de tres a cuatro de la tarde. Esto conllevaría a la necesidad de contratar monitores para hacerse cargo de los alumnos cuando salgan del comedor, otro gasto que también asumiría el Concello, avanzan desde el consistorio.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
1 votos
Comentarios

Barral pide fondos para costear el protocolo de Educación