«Las paredes de la casa Carnicero no aguantarán el próximo invierno»

Los arquitectos piden que se refuercen los restos «para evitar sustos»


Oleiros / La Voz

Pasar por Perillo es desde este verano recordar el incendio de uno de los iconos del arte modernista en la comarca coruñesa. Las paredes de la casa Carnicero apuntan con sus triángulos hacia un tejado que ya no existe, que ardió como una antorcha el 16 de julio. Nadie teme por la estructura base del inmueble, pero sí por unas paredes desnudas y recortadas que, según algunos expertos, no van a durar mucho en cuanto se sucedan un par de estaciones. «Las paredes no aguantarán un invierno entero, la parte de abajo está bastante bien, pero esos muros triangulares...», señala Alberto Fuentes-Valcárcel, un arquitecto especialmente sensible con el patrimonio modernista de la comarca.

Enumera la lluvia y el viento como la combinación que hará que la estructura superior se venga abajo, con posibles daños tanto en la parcela inferior como en la misma carretera N-VI. El día posterior al incendio, un equipo de ingenieros estudiaron desplazados con una grúa la posible endeblez de las paredes elevadas. Pero constataron que, al menos para los próximos meses y en esta época, no hay peligro de derrumbe. Tras ese estudio sobre el terreno, se abrió al tráfico el carril más próximo a la casa. Pero arquitectos como Alberto Fuentes-Valcárcel recomiendan realizar algún tipo de refuerzo para evitar sustos durante los meses de invierno.

Contacto con el Concello

Después de recoger firmas a través de Internet para defender la recuperación de la casa Carnicero, finalmente ha optado por cerrarla y mantener un contacto directo con el Ayuntamiento de Oleiros. «Me han asegurado que llevan mucho tiempo intentando hacerse con la casa para ponerla a disposición de los vecinos, como ocurrió con la actual biblioteca Rialeda, o el pazo das Cadeas (que acoge una sede de estudio de negocios)», explica Fuentes-Valcárcel, quien descarta cualquier fin especulativo detrás del incendio. «Esa parcela está protegida en el plan general, habría que hacer una modificación, si finalmente se derrumba el edificio, yo lo veo más bien como un anexo al paseo marítimo, aunque lo realmente deseable es que se recuperara tal y como estaba».

El Servicio de Emergencia Municipal de Oleiros fue uno de los equipos que participó en aquel tenso operativo (al que seguiría después otro incendio menor en la urbanización Icaria). «Al día siguiente del fuego tuvimos que perimetrar la zona para que los técnicos evaluaran el estrés del edificio, y dejamos cerrada la parte inferior a una finca privada, por peligro de caída de algún cascote que se pudiera desprender», explica el responsable del servicio de emergencias, Juan Suárez.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

«Las paredes de la casa Carnicero no aguantarán el próximo invierno»