El Ayuntamiento de A Coruña ordena suspender el Noroeste por el avance del covid

A CORUÑA

Ángel Manso

Sanidade impone restricciones en la ciudad y la comarca para tratar de frenar el rebrote de coronavirus desatado por el caso del gimnasio de Meicende. Vota y opina: ¿Consideras que las restricciones aplicadas al área sanitaria de A Coruña-Cee son las adecuadas?

07 ago 2020 . Actualizado a las 17:49 h.

Tras el anuncio de Sanidade que impone restricciones en A Coruña para frenar el rebrote del coronavirus, el Ayuntamiento ha ordenado de inmediato la suspensión de todos los conciertos del Noroeste.

La suspensión afectará al concierto inaugural, que incluía la actuación estelar de Triangulo de Amor Bizarro a las 22.30. No se celebrarán tampoco los previstos mañana y pasado.

Por el momento, y a la espera de que el Ayuntamiento reciba por escrito las restricciones que se van a aplicar, se estudia la continuación de la feria de artesanía, la del libro y el salón del cómic Viñetas desde o Atlántico, previsto para este mes. Lo mismo sucede con las playas, que todavía no se sabe si habrá que implantar alguna medida de control especial

Las restricciones prohíben además la celebración de bailes y verbenas, lo que limitará los festejos vecinales en los barrios.

Por otra parte, Sanidad también ha ordenado el cierre de los centros de día y sociosanitarios en toda el área sanitaria A Coruña-Cee con el fin de evitar contagios entre los mayores.

A finales de julio, de acuerdo con los otros grupos políticos que defendían la necesidad de celebrar una fiestas mínimas para evitar el colapso del sector cultural, el gobierno local decidió limitar los festejos, que de forma tradicional llegaban a la última semana del mes, a los días del 1 al 9 de agosto.

Se renunció al pregón para evitar aglomeraciones y se impusieron estrictas medidas de seguridad en los conciertos, con aforo limitado a 400 personas, todas las actuaciones al aire libre y la obligación de reservar localidad. Esas medidas se aplicaron sin problemas en los recitales que se dieron en María Pita los días 1 y 2.

Pero el rápido avance del virus, en especial a raíz del brote en el gimnasio de Meicende, ha obligado a Sanidade a limitar de nuevo las actividades que puedan provocar aglomeraciones.

La limitación en reuniones privadas de máximo diez personas ha obligado también a adaptar las visitas a ciertos espacios, como las de la Torre de Hércules. En un comunicado señalan que podrán acudir «un máximo de dez persoas por hora durante o tempo que se prolonguen as restricións marcadas dende a Xunta de Galicia. De cada hora, a visita consumirá un máximo de 45 minutos e os 15 restantes empregáranse para desinfectar os lugares que poidan supor un maior risco de contaxio».

Estas son las nuevas restricciones

 

  • En todo el área sanitaria de A Coruña y Cee se restringen las visitas en las residencias de la tercera edad. Tampoco se permitirá salir a los residentes. 
  • Cierre de todos los centros de día en todo el área sanitaria. 
  • Cierre del ocio nocturno en los nueve ayuntamientos de la comarca: A Coruña, Arteixo, Culleredo, Oleiros, Cambre, Sada, Betanzos, Abegondo y Bergondo.
  • Se prohíben fiestas y verbenas en esos 9 municipios.
  • Aforo limitado al 50 % en comercio y hostelería en los ayuntamientos de A Coruña, Arteixo, Culleredo, Oleiros y Cambre. 
  • Se limitan las reuniones privadas a un máximo de 10 personas en  A Coruña, Arteixo, Culleredo, Oleiros y Cambre. 
  • Se adelanta el horario de cierre de bares y restaurantes a la una de la madrugada en  A Coruña, Arteixo, Culleredo, Oleiros y Cambre. 

Imagen de archivo de ambiente nocturno en la calle Barreira

Los hosteleros de A Coruña se dividen entre el apoyo y la indignación ante las restricciones aplicadas por la Xunta

F. Brea / L. Cancela

Las restricciones anunciadas por Sanidade en A Coruña y su área ya han provocado las primeras reacciones. El presidente de la Asociación de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete, apunta que «Es un golpe muy duro, pero, en general, estamos de acuerdo con la medida». Considera que existe «más transmisión que en la primera oleada, con la aparición de casos en diferentes puntos que generaron alarma». Por ello, afirma que el sector apoya las medidas: «Es una situación grave, está en juego la vida. La alternativa es que nos cierren a todos y eso es lo que no puede pasar».

Seguir leyendo