El aumento de contagios complica las fiestas de A Coruña

El Ayuntamiento apura la presentación del programa después de la confirmación de un foco en Meicende, un positivo en un centro cívico y dos casos sospechosos en otras instalaciones


A Coruña

El Ayuntamiento no acaba de tener las fiestas en paz. Apenas 48 horas después de que el gobierno local anunciase una decisión salomónica, celebrar los festejos recortándolos a nueve días, la aparición de nuevos casos de coronavirus, entre ellos un brote de 18 en torno a un gimnasio de Meicende y otros casos sospechosos que se están investigando, complican los preparativos.

De hecho, el Ayuntamiento está apurando los plazos para presentar el programa. Hoy estaba previsto que lo hiciese público el concejal Juan Ignacio Borrego en una rueda de prensa que tendría lugar a las 11 de la mañana. Pero poco después se cambió la convocatoria para las 13 horas, lo que amplía el margen de tiempo para hacer seguimiento de la situación sanitaria, y también para posibles anuncios de nuevas medidas de prevención por parte de otras administraciones, con las que se especula en María Pita y en otros ayuntamientos de la comarca desde hace ya días.

 Conciertos desde mañana

Pero el tiempo se agota. El comienzo de las fiestas, según anunció el gobierno local el martes, tendrá lugar mañana, con un primer concierto en María Pita a cargo de grupos que al cierre de la edición de ayer no se habían concretado. El domingo está previsto otro recital en la plaza y el fin de semana que viene, del 7 al 9, el festival Noroeste, con el que se cerrarán los festejos. Entre una cosa y otra están previstas distintas actividades, que ayer tampoco se habían concretado.

Sí se ha confirmado que, de mantenerse, conciertos y otros entretenimientos tendrán lugar al aire libre, con un aforo máximo de 400 personas, reserva previa y otras medidas de seguridad exhaustivas. Con el fin de limitar la movilidad solo actuarán grupos locales y gallegos, y se prevé montar varios escenarios para evitar aglomeraciones.

Esos escenarios se empezaron a montar esta misma semana, pero no es descartable que queden sin uso. El gobierno local subrayó que cualquier celebración estaría condicionada por la evolución de la situación sanitaria. La mayoría de los grupos municipales respaldaron e incluso instaron al ejecutivo a mantener esa línea.

El equipo de Inés Rey debe decidir ahora si es preferible limitar aún más o anular las fiestas ante el empeoramiento de la situación sanitaria. Porque ha empeorado.

El martes, cuando se anunció que habría festejos, en el área sanitaria había 63 casos de coronavirus, ayer había 76, un incremento de más del 20 %. El panorama aún es más complicado si se comparan las cifras con las de hace una semana, el jueves pasado había 38 casos confirmados, la mitad que ayer a primera hora.

Además, todo indica que la incidencia del virus no va a descender a corto plazo. Ayer se detectaron 18 positivos más en un gimnasio de Meicende, esos contagios se confirmaron después de que el Sergas hiciese su balance diario, por lo que no estaban incluidos en el mismo. Hoy se sumarán y es probable que se alcancen los 94 casos en el área sanitaria, ya que podrían darse altas. 

Más casos sospechosos

Pero no es descartable que se supere incluso esa cantidad. El brote del gimnasio de Meicende, con el que se vincula el positivo del portero de un pub de Oleiros y de un guardia de seguridad del centro cívico de Monte Alto, es el más importante detectado en Galicia tras el de A Mariña.

En el caso del centro cívico, hay cinco personas más en cuarentena pendientes de las pruebas, y el edificio, desinfectado, no abrirá sus puertas hasta el lunes.

Además se están investigando otros dos casos sospechosos, pero aún no confirmados, de un trabajador del matadero municipal y de una usuaria del pabellón de deportes de Riazor. El Ayuntamiento pidió tranquilidad a los usuarios de ese espacio. Señaló que la usuaria en cuestión no pasa por el pabellón desde el viernes 24 y solo usó un gimnasio. Toda la instalación ha sido desinfectada para garantizar la seguridad del personal y otros usuarios.

 Controles al Fuenlabrada

Por otra parte, continúa vivo el foco entre la plantilla del F.C. Fuenlabrada, que desde hace diez días está confinada en el hotel NH Collection Finisterre, en el que se concentró para disputar la última jornada de la Segunda División frente al Deportivo.

El Sergas practicó ayer nuevos análisis a los miembros del equipo, que ya están en la fase final de la cuarentena obligatoria que deben guardar los que no han dado positivo por coronavirus.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El aumento de contagios complica las fiestas de A Coruña