María Jesús Lado, limpiadora del Chuac: «Pensaba en las víctimas, sus familias, los compañeros... y en mi madre»

Uno de los rostros de la tristeza del covid: «Me emocionó la unión y el respeto»

Maria Jesus Lado Blanco, señora de la limpieza del Chuac, en el homenaje a las víctimas del covid en el Hospital A Coruña
Maria Jesus Lado Blanco, señora de la limpieza del Chuac, en el homenaje a las víctimas del covid en el Hospital A Coruña

A Coruña / la voz

No le llegan a correr las lágrimas que justo después acabaron cayendo. Pero sus ojos, en ese preciso momento, concentran todo el triste temblor de la pena. En el instante previo, a punto de desbordarse la emoción, el rostro de María Jesús fue captado por el fotorreportero, capaz de descubrir la mirada del momento entre las decenas de personas que, con ese silencio que hace enmudecer, se reunieron en uno de los escenarios de 166 adioses. A la entrada de Urgencias del Chuac, los trabajadores de la salud, acompañados por otros esenciales guardianes ante la pandemia, rindieron su particular, callado y sentido homenaje a aquellos que vieron morir. Su unión fue una de las imágenes del coronavirus en A Coruña y el semblante de la mujer triste, la de una conmoción compartida.

María Jesús Lado Blanco tiene 53 años y ya hace casi veinte que trabaja en el Chuac. Desde el 2001, ella forma parte de ese equipo que se ocupa de realizar una tarea que siempre, y desde el covid más que nunca, es imprescindible. Aún cuando pocas veces, por no decir nunca, se ponga el foco sobre ella. Es una de las señoras de la limpieza.

-¿Cómo cambió su trabajo en el hospital con la llegada del coronavirus?

-El trabajo se multiplicó. Además de hacer las tareas habituales, tenía prioridad desinfectar las zonas contagiadas o que hubiesen estado en contacto con el virus.

-¿Cómo es su tarea y dónde la lleva a cabo?

-Mi tarea es limpiar y desinfectar la zona de Farmacia y de Radiodiagnóstico en el servicio de Urgencias.

-¿Qué ha percibido en este tiempo entre la gente, el personal y los pacientes?

-Se notaban sobre todo nervios, miedo y responsabilidad. En mi puesto de trabajo no estoy en contacto directo con los pacientes, pero era muy triste ver cómo tenían que quedarse solos en el hospital sin sus familiares cerca.

-¿Teme al contagio?

-No tenía ni tengo miedo al contagio, he procurado protegerme y tomar todas las medidas de higiene. Me preocupa más contagiar a mi familia.

-¿Qué piensan los suyos de la labor que les ha correspondido a ustedes?

-Se sienten orgullosos de mi trabajo y del de todos mis compañeros.

-¿Qué destacaría de este tiempo en el hospital??

-Sobre todo la implicación de todos los trabajadores para adaptarnos a trabajar con un virus desconocido.

-¿Qué estaba pensando en el momento del minuto de silencio? ¿Recordó a alguien en especial?

-En el momento del homenaje estaba pensando en las víctimas, en sus familias, y en todos los compañeros de la limpieza, sanitarios y celadores. Recordé especialmente a mi madre, a la que no veía desde el estado de alerta aunque hablaba con ella por teléfono todos los días.

-¿Qué le emocionó?

-Me emocionó la unión y el respeto por el minuto de silencio entre los trabajadores del hospital, la UME, la policía, los bomberos...

Tras esas cristaleras del hospital

Rosa Domínguez
Un sanitario empuja una cama con un paciente en el Chuac durante la pandemia del coronavirus
Un sanitario empuja una cama con un paciente en el Chuac durante la pandemia del coronavirus

Nada es lo de siempre desde el covid

Una sombra con cama, una amplia cristalera de hospital y el fondo del cielo azul. La imagen de Ángel Manso lo dice todo en estos tiempos que nos han dejado sin palabras.

Empuja una cama y con ella casi el peso del mundo conocido y confinado. Porque nada más cabe ahora en cada rincón y momento. Hasta en la charla rápida del ascensor para casi la única salida inevitable al contenedor de la basura. Pulsando con la manga para no tocar una tecla manoseada, el botón del pánico está en nuestro índice mientras, tras esas cristaleras del Chuac, alguien pelea por no seguir descendiendo, un viaje de vuelta y una oportunidad más para volver a sacar la basura.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

María Jesús Lado, limpiadora del Chuac: «Pensaba en las víctimas, sus familias, los compañeros... y en mi madre»