El juez rechaza el intento de la Marea de quitar la concesión a Tranvías

La Marea dice que la intentó anular «só buscando o ben común»


A CORUÑA

El Ayuntamiento no actuó de forma legal cuando en el 2016 dio por terminada la concesión de la Compañía de Tranvías, que seguirá prestando el servicio de transporte público hasta el 2024, como estaba fijado en el contrato.

Así lo determina una sentencia del Juzgado de lo Contencioso número 2 de A Coruña, que ha estimado el recurso de la empresa contra la decisión municipal.

En noviembre del 2016, el gobierno local de la Marea declaró finalizada la concesión, invocando un reglamento de la Unión Europea sobre la duración de las concesiones de transporte.

La decisión se tomó por sorpresa, y provocó una crisis entre el Ayuntamiento y la empresa, que es una de sus principales concesionarias. Ante la posibilidad de un pleito millonario y las numerosas dudas jurídicas existentes, la Marea reculó a medias e hizo continuar a Tranvías bajo la figura de una prórroga forzosa. La relación aún se agrietó más cuando la Marea aprobó de forma unilateral, según reconoció, una bajada de tarifas, a pesar de que el contrato de concesión fija una fórmula para calcularlas. Esa decisión causó otro conflicto judicial que sigue pendiente.

La sentencia conocida ayer puede ser recurrida, pero se basa en una consulta al Tribunal de Justicia de la Comunidad Europea, que respaldó los argumentos de la compañía, por lo que es improbable que un recurso prospere. El actual gobierno señaló que, en todo caso, la decisión depende del análisis de los servicios jurídicos municipales.

Ruptura unilateral del acuerdo

La Compañía de Tranvías celebró la decisión judicial y afirmó que supone un «nuevo espaldarazo a la legalidad y la vigencia del convenio existente», un acuerdo que el anterior gobierno local «incumplió de manera unilateral». Lo mismo ocurrió con la bajada de tarifas, que se aplicó «sin asumir por parte del consistorio los preceptos legales establecidos por contrato». La empresa espera que la Justicia resuelva también ese conflicto y permita «recuperar la plena normalidad jurídica en la concesión del transporte urbano», que deberá renovarse dentro de cuatro años.

La Marea Atlántica mostró su decepción porque el tribunal europeo «optase pola interpretación máis restritiva da norma». La formación afirma además que «acatamos o fallo e lembramos que a declaración de caducidade, realizada no mandato anterior, só buscaba o ben común da cidade».

Cuatro años sin mejoras en la flota ni en las líneas

El conflicto con Tranvías originado en el anterior mandato no ha tenido aún consecuencias directas para el Ayuntamiento, pero sí para la ciudad. La inseguridad creada sobre el fin de la concesión llevó a la empresa a parar sus inversiones en flota. No hay buses nuevos en A Coruña desde el 2016, y también ha frenado posibles cambios en el mapa de líneas. Todo indica que esa reforma no se aplicará hasta el 2024, cuando saldrá a concurso el servicio.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El juez rechaza el intento de la Marea de quitar la concesión a Tranvías