María Carrera, médica residente en Barcelona: «Pagaron a precios humillantes nuestro esfuerzo con el covid»

La coruñesa afrontó la crisis sanitaria desde su puesto en el Hospital Universitari Sagrat Cor


a coruña / la voz

Su idea de abandonar Galicia ya se gestó en los últimos años de la carrera de Medicina, en Santiago de Compostela. Su estancia en Argentina en quinto de carrera, gracias a un convenio, ayudó a que María Carrera Morodo (1993) lo viera todo de una forma más clara: «Vi que saliendo iba a encontrar muchas más oportunidades formativas y laborales». Por esta razón decidió hacer su residencia como médica de familia en la unidad docente de un centro de Barcelona. En concreto, Carrera realiza las guardias y atiende las urgencias en el Hospital Universitari Sagrat Cor. «La vida de médico residente es parecida en todas las comunidades autónomas. Pero varían el sueldo base y el precio al que te pagan las guardias».

«Había una sobrecarga de trabajo absoluto y teníamos que hacer frente a la demanda sanitaria que había en ese momento»

Una experiencia profesional que se ha visto alterada en este, su tercer año, por la crisis sanitaria del covid-19. «Reorganizamos el trabajo y lo dejamos todo para irnos a las urgencias de los hospitales, porque la Sanidad se saturó. Había una sobrecarga de trabajo absoluto y teníamos que hacer frente a la demanda sanitaria que había en ese momento».

Fueron jornadas maratonianas en las que todo lo personal y formativo tuvo que quedar en un tercer plano. No obstante, la sorpresa les llegó cuando vieron cómo fueron remuneradas esas horas de trabajo. «El Instituto Catalá de la Salud nos avisó de que nos darían un plus de 3,6 euros por cada hora nocturna. Toda la comunidad entendió que sería a mayores, sobre el precio de la guardia habitual, pero resulta que solo nos pagaron las horas trabajadas de noche a 3,6 euros la hora, y solo las comprendidas en el horario de 22.00 a 8.00 horas», lamenta esta coruñesa.

Por eso, explica, hay convocada una huelga en Madrid el 13 de julio para pedir que se mejoren unas condiciones que considera precarias: «No solo se pagó mal y menos, sino que perdimos mucho dinero durante estos meses, por ejemplo en guardias. Su respuesta fue pagarnos a precios humillantes nuestro esfuerzo».

«Ha sido un momento de enorme aprendizaje y de saber adaptarse y a trabajar de otra manera»

Pese a todo, Carrera demuestra su vocación al intentar sacar la parte positiva de esta situación: «He aprendido a trabajar en una situación de pandemia que nunca se había vivido. Ha sido un momento de enorme aprendizaje y de saber adaptarse y a trabajar de otra manera. El otro aspecto positivo fue la respuesta del conjunto de sanitarios y de la ciudadanía para superar este episodio juntos desde el primer minuto».

Ahora que los datos del coronavirus dan un respiro, Carrera cuenta los días para venir a A Coruña a ver a sus familiares y amigos. «Tengo una morriña que me muero», afirma.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

María Carrera, médica residente en Barcelona: «Pagaron a precios humillantes nuestro esfuerzo con el covid»